Total Khéops, de Jean-Claude Izzo #NovelaNegra 27

by Julen

La última reseña que publicábamos la semana pasada nos llevaba a Noruega. Jo Nesbø ha publicado en fechas recientes El Reino. Estamos, no cabe duda, ante uno de los grandes representantes de eso que se ha llamado novela negra nórdica. Pues bien, no tengo duda alguna de que tan fácil o más es reunir a una serie de autores en lo que podríamos denominar novela negra mediterránea. Ahí incluiría, sin duda alguna, a Petros Márkaris, Andrea Camilleri o Manuel Vázquez Montalbán. Pero, claro, yo soy solo un simple aficionado al género. Y tuve la suerte de que la semana pasada me hablarón de Jean-Claude Izzo.

Markaris nos sirve para intentar entender la realidad griega de los últimos años, pero también para conocer a través de Kostas Jaritos un poco de su gastronomía y del caos automovilístico que acontece en Atenas. Vázquez Moltalbán nos proporciona a un Pepe Carvalho que navega por la compleja situación sociopolítica de las últimas décadas del siglo XX en España y también, de paso, lanzar cierta producción literaria a la hoguera. Vale, y para tomar nota de mil y una recetas. Camilleri hurga con Salvo Montalbano en la pecualiaridad del sur de Italia, esa que parece no poder desprenderse de una mafia que, en sus mas variadas expresiones, forma parte de su idiosincrasia. Y más de lo mismo, de por medio a comer bien y a ejercer de macho.

Pueden parecer patrones tan alineados que a veces caes en la tentación de verlos en forma caricaturesca. Pues bien, leer a Jean-Claude Izoo es añadir otra referencia en una línea muy parecida. La trilogía de Marsella comienza con esta novela, Total Khéops. Atenas, Barcelona, Vigata (cualquier pueblo siciliano de la costa) y ahora Marsella. Si cabe más protagonista aún que las anteriores. Ahí, lugar de migrantes, cada pieza parece contribuir la construcción de una inmensa bomba de relojería. Y puedes entender la realidad desde la ambivalencia. Un vaso medio vacío:

Marsella no es una ciudad para turistas. No hay nada que ver. Su belleza no se fotografía. Se comparte. Aquí hay que tomar partido. Apasionarse. Estar a favor o en contra. Estar, hasta las cachas. Y sólo así lo que hay que ver se deja ver. Y entonces, demasiado tarde, uno se encuentra de lleno en pleno drama. Un drama antiguo, donde el héroe es la muerte. En Marsella, incluso para perder, hay que saber pegarse.

O un vaso medio lleno:

Ésa era la historia de Marsella. Su eternidad. Una utopía. La única utopía del mundo. Un lugar en el que
cualquier persona, de cualquier color, podía bajar de un barco, o de un tren, con la maleta en la mano, sin un duro en el bolsillo, y fundirse en la marea de los demás. Una ciudad en la que, nada más poner el pie en el suelo, ese hombre podía decir: «Aquí es. Estoy en mi casa». Marsella pertenece a quienes viven en ella.

En mi ránking de lecturas en tiempo récord creo que esta se lleva la palma. Comencé a leerla el sábado a las dos de la tarde y la terminé cerca de las once de la noche. Leer y leer hasta que todo reviente o se haga la luz. Me extrañó el final. Leía y me movía entre la visión más lúgubre y la esperanza que nunca se pierde. Con ese punto de vista del macho alfa, por supuesto. Allí entre un cóctel de migrantes y el Frente Nacional. Veinticinco años después, ¿vamos a mejor?

Imagen de Caro Sodar en Pixabay.

Artículos relacionados

2 comentarios

A causa de la noche, de James Ellroy #NovelaNegra 28 – Consultoría artesana en red 24/10/2021 - 09:39

[…] la verdad. Las últimas doscientas páginas han caído de seguido. No ha sido tan grave como Total Khéops, de Jean-Claude Izzo, pero no le ha ido a la zaga (por cierto, Fabio Montale, el protagonista de esta novela comparte […]

Responder
Chourmo, de Jean-Claude Izzo #NovelaNegra 31 – Consultoría artesana en red 02/11/2021 - 05:31

[…] vez vamos con la segunda entrega de otra trilogía, la de Marsella. No hace mucho reseñábamos Total Khéops, la primera novela de esta serie de Jean-Claude Izzo, en la que nos presentaba las andanzas de […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.