El sueño de la razón, de Berna González Harbour #NovelaNegra 87

by Julen

Segunda novela que leo de Berna González Harbour, tras Las lágrimas de Claire Jones. En esta ocasión María Ruiz, la comisaria de policía a la que ha dedicado ya cuatro entregas, ha vuelto a Madrid tras su paso por Soria y Santander. Envuelta en problemas laborales, con un pie casi fuera de la profesión, se ve abocada, sin embargo, a investigar unos macabros crímenes que parecen inspirarse en la obra de Francisco de Goya.

Estamos ante una novela que recibió el Premio Dashiell Hammett de la Semana Negra de Gijón en 2020. O sea, que ha conseguido reconocimiento público. Al margen de la trama en sí, no hay duda que la labor de documentación es digna de mención. La autora ha profundizado muy bien en la obra de este pintor que tan bien describió con sus cuadros el tiempo que le tocó vivir. Si quieres aprender de Goya mientras lees novela negra, aquí tienes una buena oportunidad.

Al igual que Santander o Soria cobraron protagonismo en su anterior novela con María Ruiz como protagonista, esta vez es Madrid la que pasa a primer plano. Sí, por supuesto, de la mano de los cuadros de Francisco de Goya.

Es el mes de mayo, tiempo de fiestas en torno al río Manzanares, y la aparición de unos animales muertos es el primer indicio de una anomalía que pronto dejará más huellas letales: la ejecución de una joven becaria de Historia del Arte en uno de los puentes del río. Y no será la única.

El particular equipo de María Ruiz se pone en marcha. Por un lado, sus compañeros de la policía y, por otro, cómo no, esas dos visiones complementarias del periodismo que encarnan Luna y Nora. La pintura emerge como disculpa para dejar paso a la demencia. El arte de por medio, como un manera de sublimar instintos, se va colando en la trama. Da paso al genio y a la locura. Ambos se dan la mano en una trama que va sumando crímenes y en la que las claves para resolver el caso pasan por mirar con detalle los cuadros en que el asesino parece inspirarse.

El sueño de la razón produce monstruos es el título de un cuadro de Goya. También lo es el de esta novela de Berna González Harbour. Las cartas boca arriba: la pintura oscura del genio de Fuendetodos funciona como una puerta abierta que invita a inspirarse en ella. Y cómo no, lo hace para que disfrutemos de una novela muy oscura, prácticamente negra. Como no podía ser de otra forma.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.