Chamusquina, de Noelia Lorenzo Pino #NovelaNegra 19

by Julen

Estamos ante la primera novela de Noelia Lorenzo Pino. Publicada originalmente en 2013, ha sido ahora en fechas recientes cuando Erein la ha rescatado para Cosecha roja, su colección de novela negra con un abundante elenco de autoras y autores de esta parte del sur de Islandia. Chamusquina sitúa la trama en Irun y lo hace en torno a turbios negocios relacionados con la incineración industrial. Siempre aporta que en una novela podamos encontrar lugares que uno conoce personalmente y ver también cómo otros surgen, en cambio, fruto de la imaginación de quien está escribiendo.

En la edición del libro de Erein –por cierto, el ejemplar que he leído incluye una dedicatoria de puño y letra de su autora a la experta de la casa en novela negra– el texto se va hasta algo más de 500 páginas. Vamos, que no es como la joyita que reseñábamos hace dos semanas. Sin embargo, no cabe duda de que se hace entretenida. Los personajes van apareciendo en escena y, aunque de algunos no terminamos de saber su destino, se dejan querer. Insisto, la cercanía del contexto juega a su favor. Irun, la bahía de Txingudi y los montes que la rodean aportan un marco que permite la empatía con la autora.

Como decía, se lee fácil. Sí, ha sido cogerlo un viernes y terminarlo un domingo. Poco a poco van cayendo muertos, algunos por encargo y ejecutados con la profesionalidad debida, mientras que otros entran en lo pasional. Dinero de por medio, como siempre, y ambiciones que se van enredando. La ficción es ficción, pero no cabe duda de que los asuntos de la incineración de residuos son un buen caladero para fabricar muertos. Quizá Noelia se inspiró en Gomorra, el gran éxito de ventas de Roberto Saviano. Allí, en la Italia del sur, nos enterábamos de cómo la la mafia hacía (¿seguirá haciéndolo?) negocio con los residuos que llegaban del norte del país.

Así que Noelia se estrenó con esta novela. No es la primera que leo de ella, pero ha sido interesante llegar hasta la obra con la que debutó en el género. Por lo que sé, no estamos ante alguien que venga de las letras, aunque desde luego que se le dan bien. En la novela incluye algún que otro guiño a su vida real. Es el caso de la revista de moda que aparece en la novela, Zoe, y la referencia a su hermana, con cambio de nombre de por medio, eso sí. No hay como echar mano de recursos cercanos cuando hace falta.

Noelia ha publicado, como decía, más novela negra. De hecho sus otras cuatro novelas están todas ellas protagonizadas por la pareja de agentes de la Ertzaintza Eider Chassereau y Jon Ander Macua. La última, por cierto, La estrella de quince puntas, recién salida del horno. Así que tenemos saga para quienes nos aficionamos a seguir la pista de estas criaturas salidas de la imaginación y el buen hacer de autoras como Noelia.

Lástima que haya que decir también que hay algún que otro detalle de edición que se debería cuidar más. Erein es una editorial con suficiente recorrido como para dejar que se cuele, por ejemplo, un «sino» en vez de un «si no» o que el típico pronombre interrogativo aparezca sin la tilde correspondiente. Tironcete de orejas.

Imagen de Sumanley xulx en Pixabay.

Artículos relacionados

2 comentarios

Animales heridos, de Noelia Lorenzo Pino #NovelaNegra 54 – Consultoría artesana en red 05/07/2022 - 05:31

[…] es la segunda novela de Noelia Lorenzo Pino que tiene hueco en nuestras reseñas de novela negra. La primera fue su obra de début, Chamusquina. En Animales heridos vemos ya en acción a su pareja de detectives de la Ertzaintza, Eider […]

Responder
Blanco inmaculado, de Noelia Lorenzo Pino NovelaNegra #58 – Consultoría artesana en red 18/10/2022 - 05:31

[…] reseña de una novela de Noelia Lorenzo Pino que publicamos en este blog. En este caso, tras Chamusquina y Animales heridos, lo hacemos con su última publicación, Blanco inmaculado. Esta vez se estrena […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.