La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker #NovelaNegra 65

by Julen

Nos dice la Wikipedia que La Vérité sur l’Affaire Harry Quebert (La verdad sobre el caso Harry Quebert) ha sido traducida a 33 idiomas y fue reconocida con el Grand prix du roman de l’Académie française en 2012. Su autor afirma que no es una novela autobiográfica, pero el caso es que la trama gira en torno a dos autores, uno novel y otro ya consagrado, que se mueven en el universo de los bestsellers. Sí, he vuelto a probar con la lectura de uno de esos «fenómenos editoriales» de los últimos tiempos: Joël Dicker.

La verdad sobre el caso Harry Quebert es otro buen tocho de más de 600 páginas (el concepto «tocho» también lo he sufrido con El cártel, de Don Winslow, que ya reseñé aquí no hace mucho). Eso sí, yo me lo he leído en su versión digital, descargado convenientemente de la eLiburutegia, un estupendo servicio si no quieres dejarte pasta en la compra de libros y prefieres tirar de recursos públicos de biblioteca. Solo en la sección de Novela negra y de intriga cuentas con más de 1.500 títulos entre los que elegir. Vamos, que no hay excusa para no leer.

Pues bien, el tocho que nos ofrece Joël Dicker está ambientado en la costa este de los Estados Unidos y navega entre dos ubicaciones temporales diferentes. Allí, en un pueblecito del estado de New Hampshire, Aurora, desapareció hace más de treinta años, a la edad de quince, una chica, Nola Kellergan. ¿Qué fue lo que sucedió? El caso es que la encuentran enterrada junto a la vivienda de un afamado escritor, Harry Quebert. Enseguida se desvela que mantenían una relación sentimental y él es acusado de su asesinato. A partir de esta circunstancia comenzará todo un desfile de personajes que juegan, como digo, con el pasado y el presente. Entre medias, el nuevo hilo conductor tiene que ver con que un segundo autor, Marcus Goldman, muy joven aún, pero también superventas y que tuvo como mentor en sus comienzos a Harry Quebert, aparece en busca de inspiración para escribir su segunda novela.

Como decía, estamos ante un bombazo editorial que, supongo, maneja un registro diferente. ¿A qué me refiero? No consigo evitar ver la mano de un equipo editorial que decide qué puede o no tener sentido comercial para que la trama avance. Supongo que no soy capaz de desprenderme del simple hecho de que la autoría debería ser, más que nunca, colectiva. Porque esa sensación me da. Lo mismo estoy metiendo la pata, pero así he ido leyendo la trama, como si, entre tantas posibilidades para que el guion prosiga, el rompecabezas acaba, al final, por verdaderamente serlo. Me sobran páginas.

La verdad sobre el caso Harry Quebert te soluciona unas cuantas horas de lectura entretenida, desde luego. Bueno, y si lo tuyo son las series y no tanto la lectura, tienes diez episodios a tu disposición. Así son las cosas del noble arte de triunfar: libro y serie en televisión.

Imagen de Peggychoucair en Pixabay.

Artículos relacionados

2 comentarios

Iñaki+Murua 11/01/2023 - 09:03

Al margen de la novela, que recuerdo haber leído hace un tiempo, también quiero destacar el servicio e-Liburutegia. Con algún margen de mejora, me parece muy bueno.

Lo de tocho y lectura digital me pasó a mí con El último barco de Domingo Villar; yo lo leí en la tableta y se lo regalé luego en papel a nuestra hija. Por cierto, recomiendo la novela.

Responder
La trilogía de Reina Roja, de Juan Gómez-Jurado #NovelNegra 69 – Consultoría artesana en red 07/02/2023 - 05:31

[…] la inmensa retahíla de escritoras y escritores que venden ya hemos reseñado aquí últimamente a Joël Dicker o, en menor escala, pero con cifras respetables, a María Oruña. Hoy le toca el turno a uno de los […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.