Mujeres y emprendedoras

by Julen

mujeres_emprendedorasEsta semana he comenzado a colaborar ayudando en proyectos emprendedores que vienen de personas de la formación profesional. En mi caso, el primer ha contacto ha sido estupendo: dos mujeres con unas ideas estupendas, lógicas y en las que se percibe esta mezcla de objetivo «socioeconómico» desde el primer momento. De forma natural, sin mucha teoría de empresa avanzada ni historias parecidas: la lógica de poner en marcha una actividad (económica) vinculada a un proyecto personal y social.

El primer caso tiene que ver con atender a niños pequeños con cierto grado de dependencia. El sistema típico de educación infantil a través de lo que hemos llamado siempre «guarderías» se topa con un problema de atención cuando tienes ante ti niñas y niños «distintos». Atender a este colectivo en condiciones adecuadas supone mezclar varias líneas de servicio: estimulación temprana, labor asistencial directa, desarrollo motriz o servicios de logopedia. Y por supuesto atención a las familias, que supone buenas dosis de educación e incluso asesoramiento general a la hora de afrontar la discapacidad de sus hijos.

El segundo proyecto incide en la importancia de la nutrición como elemento de salud. El supuesto «progreso» de nuestra sociedad no siempre conlleva prácticas alimenticias adecuadas. Pero, además, un buen número de enfermedades pueden tratarse a través de hábitos de alimentación correctos. Todo ello pasa por educación, por saber, por practicar pautas correctas. La dietoterapia es todo un universo al alcance de cualquiera de nosotros. No hay que ir a comprar fármacos ni hurgar en pócimas secretas: se trata de alimentación sana. Eso que tantas veces escuchamos y que quizá tan pocas practicamos.

No quería dejar pasar la oportunidad de comentar por aquí estos dos primeros casos con los que comienzo: dos mujeres emprendedoras y dos ideas simples y con posibilidades de salir adelante. A ver si podemos aportar nuestro granito de arena. ¿Será Empresa B?, ¿será un modelo de empresa abierta? Más simple: proyectos personales con preocupación social. El poder de lo simple.

Artículos relacionados

9 comentarios

Lula Towanda 23/01/2009 - 10:15

Interesante experiencia que seguro que saldrá bien. Las mujeres pueden aportar mucho en el mundo empresarial y son muy necesarias sobre todo en tiempos de crisis por su visión social, su pragmatismo y su sentido común.

Responder
Sonia 23/01/2009 - 17:21

En efecto, muchas veces lo simple es lo realmente innovador. Muchas veces nos rompemos la cabeza pensando en magnos proyectos, que con el tiempo casi nadie comprende, cuando lo sencillo es lo realmente necesario allí donde nos movemos. Tal vez por eso no siempre sea fácil de identificar.

Comparto estas reflexiones ya que es similar a las situaciones que solemos encontrar quienes trabajamos con emprendedores inmigrantes, cuyas ideas de negocio, en ocasiones, aportan también eso de innovador que tiene lo simple y lo necesario a pie de vida.

Responder
Julen 25/01/2009 - 19:11

@Lula, mi impresión inicial ha sido muy positiva. A ver si no lo estropeo.
@Sonia, ánimo en vuestro trabajo con emprendedores inmigrantes. Si alguna vez hay algo en lo que creas que puedo ayudar, estaré encantado de echar un cable. Saludos.

Responder
deiane 25/01/2009 - 23:34

No sé. Yo debo ser un observador diferente. No me parecen tan simples esas ideas. Para el proyecto de niños «diferentes» quizás quieran ponerse en contacto con MUGI, de Mondragón. Creo que lo hacen bien, y están a tope de trabajo.

Responder
Verde 07/03/2009 - 10:34

Estoy de acuerdo con deiane y no me sorprende que se califique de simples estos dos proyectos. Dos ideas que tienen que ver ni más ni menos que con el cuidado y con la alimentación diaria. Dos tareas que efectivamente se han asignado a las mujeres de «una forma natural», desvalorizadas, por todas las disciplinas del conocimiento… el mismo Julen lo confirma y comenta al hablar del proceso de estas dos emprendedoras: «De forma natural, sin mucha teoría de empresa avanzada ni historias parecidas»
Sinceramente, es triste observar, como con las mejores intenciones, seguimos sin dar el valor que tienen estas tareas en nuestra sociedad. Si no innovamos y pensamos en ellas desde todos los ámbitos, incluido el empresarial nos jugaremos el mantenimiento de la vida humana y la sostenibilidad del planeta. En definitiva, en estas tareas hay conocimiento, saberes, y por favor no lo tratemos de simplezas.

Responder
Julen 07/03/2009 - 11:11

@Verde, creo sinceramente que no has comprendido el mensaje. «De forma natual, sin mucha teoría de empresa avanzada ni historias parecidas» es un halago. No tienes sino leer otros muchos artículos de este blog en el que estamos insistiendo en impulsar ideas de autogestión y simplicidad referidas al management.
Me parece que tu idea de fondo es correcta porque estás buscando dar valor a esas actividades (lo mismo que yo), pero quizá no has leído otras entradas de este blog donde la «simplicidad» es precisamente algo que consideramos muy digno y útil.
«Simple» es una característica interesante para cualquier actividad, al menos desde mi punto de vista.
«Simpleza» es una palabra que tú has utilizado y no yo.
http://blog.consultorartesano.com/2007/04/las-leyes-de-la-simplicidad.html

Responder
Verde 07/03/2009 - 13:17

Julen, no prentendía, molestarte con mi comentario. Y me disculpo por la palabra simpleza. La verdad son muchos años de oír calificar las tareas que realizan las mujeres como naturales y simples.Y sinceramente leer que el proceso empresarial de estas mujeres era calificado de natural y simple, me ha hecho responder sin darle dos vueltas. Y es que adjetivos como esos, natural y simple, han hecho que labores tan complejas e imprescindibles como pueden ser todas las que tienen que ver con el cuidado de personas sean de las peor remuneradas de nuestro mercado. Te aseguro que hay muchas personas ahí fuera que se van a negar a pagar un precio justo por ese servicio que pone en marcha esta emprendedora, por eso, porque se tiene la creencia de que es una actividad «simple y natural».
Por otro lado, me pregunto si hablamos tan fácilmente de procesos empresariales naturales y simples cuando las empresas surgen de la ingeniería, telecomunicación,…
En cualquier caso, te reitero mis disculpas, porque mi intención no era ofender. Perdona mi ignorancia.

Responder
Julen 07/03/2009 - 13:33

@Verde, leyendo mi contestación me parece que quizá sonaba un poco fuerte, llevas razón. Y respecto a lo que comentas referido a la triste correlación entre remuneración y trabajo de la mujer, ahí es evidente que la situación es sangrante. Así que a lo mejor tenemos que insistir más en el evidente valor del trabajo de la mujer, tanto como el del hombre. Lástima que en 2009 tengamos que andar así todavía. En fin, te agradezco que te hayas molestado en contestar de nuevo. No siempre pasa que la conversación avance con argumentos razonables y más cuando a lo mejor yo había «apretado» un poco mi contestación.

Responder
Verde 07/03/2009 - 14:46

Me alegra que podamos entendernos. Y hago algunos comentarios más a lo que expones «la triste correlación entre remuneración y trabajo de la mujer (..) e insistir más en el evidente valor del trabajo de la mujer, tanto como el del hombre».
En mi opinión, el error está en jerarquizar el tipo de actividades y en valorar la actividad según el sexo de quién la realice mayoritariamente. El trabajo de cuidado que antes realizaban casi exclusivamente las mujeres, ahora lo realizan también los hombres, lo mismo que hay otras actividades que antes hacían mayoritariamente hombres y ahora también lo realizan las mujeres. Por lo tanto, el sexo de quien hace la tarea, debería de dejar de ser relevante.
Por otro lado, el cuidado es una actividad esencial para la existencia de la humanidad y su calidad de vida y sin embargo, se ha pensado que era natural, innato de las mujeres y que no había conocimiento, ni aprendizaje en saber cuidar. ¿podemos estar de acuerdo con esto?

Cuidar no es un trabajo de mujeres, es de seres humanos. A cuidar se aprende. Ojalá! haya cada vez más seres humanos que realicen y valoren la importancia de cuidarse mutuamente.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.