Necesitamos didáctica en torno a la tecnología digital (1 de 5)

by Julen

Yo estudié Psicología y luego me doctoré en Empresariales. Cuando trabajo en torno a cuestiones que implican el uso de tecnología de forma intensiva (5S digitales o proyectos de transformación digital) hay gente que piensa que mi formación de base es tecnológica. Pero ya veis que no, yo uso las tecnologías desde el convencimiento de que, precisamente por ser humano, soy capaz de usarlas. Es algo que me diferencia de otras especies animales. Nuestra capacidad para diseñar y usar tecnología es brutal.

Sin embargo, asumir que las tecnologías nos hacen (también) humanos, implica que nos aproximemos a ellas de una manera crítica y consciente. Cuando investigué para realizar mi tesis doctoral descubrí que, efectivamente, la tecnología se puede entender como un constructo social. Sí, claro hay STEM de por medio, pero luego hay que traducir todo eso a lenguaje humano. No quiero decir que las STEM no sean humanas, pero demasiadas veces, me temo, se presentan como elefante en cacharrería. La tecnolatría está muy arraigada.

Cuando uso la palabra «didáctica» es porque hacen falta «traductores», esto es, explicaciones comprensibles que traducen el enorme potencial de las tecnologías en hechos comprensibles para quienes tienen que decidir dentro de las organizaciones. Pasa con la industria 4.0. Sí, la sensorización de las máquinas abre un horizonte inmenso de posibilidades. Sí, que sí, que ya lo sabemos. Pero luego resulta que hay que empezar por el principio y explicar despacio y con buena letra las implicaciones de semejante tsunami.

No podemos llegar a la meta en soledad. Tenemos que conseguir sumar a más personas para que las tecnologías, de verdad, se acaben incorporando en la organización. Nos puede servir la famosa curva de Rogers de difusión de la innovación.

Ahora mismo, por ejemplo, estoy trabajando junto con Ana Rodera en un proyecto que implica el uso intensivo de tecnologías. Hemos configurado lo que llamamos un grupo de early adopters. Son ocho personas que lideran, de alguna forma, el uso de tecnologías. Pero necesitamos que compartan y que sirvan como ejemplo para el resto. Eso supone aceptar que no todo el mundo se mueve con el mismo grado de tecnofilia. Sí, en la ecuación aceptamos también la tecnofobia. Y, dejadme que os diga una cosa: bienvenida sea. A veces nos ayuda a la autocrítica.

Creo que no debería haber proyecto de transformación digital que olvidara este asunto: hay que dedicar tiempo y recursos a la didáctica de la tecnología. Esto supone actitud y aptitud. Lo segundo es más “fácil” (que cada cual defina “fácil” hasta donde pueda). Pero hay que trabajar las actitudes. Y debemos hacerlo con la mente abierta para aceptar críticas porque, insisto, bienvenidas sean. Nos van a ayudar a asimilar las tecnologías de una forma mucho más humana.

Termino el artículo dejando la puerta abierta a diferentes tipos de didáctica. Más adelante escribiré artículos específicos sobre estas diferentes líneas. Porque, necesitamos didáctica:

  • Para aprender a usar las tecnologías digitales en la medida en que nos incorporan en un carril en el que nunca se llega al destino final. Así que hay que formar/aprender a usarlas: hoy unas y mañana otras. No solo es aptitud, también actitud. Ver artículo.
  • Para que, por ejemplo, nuestros clientes (los potenciales y los que ya lo son) entiendan qué les aportan nuestros servicios cuando les añadimos una capa digital. Y sí, de nuevo, tienen que entenderlo no para decir que sí a todo, a pies juntillas, sino para sopesar pros y contras. Por supuesto, tenemos que explicar beneficios, pero sin que se nos llene la boca con que esto sea la panacea. Ver artículo.
  • En materia de ciberseguridad, porque es mucho lo que nos jugamos. Si el edificio colapsa porque no fuimos capaces de construir un entorno ciberseguro, de nada habrá servido todo el camino recorrido. Ver artículo.
  • Por último, pero no menos importante, necesitamos una didáctica en torno a los dilemas éticos a los que nos conduce sin dudar la tecnología en tanto progreso para la humanidad. Puede sonar excesivo, pero para generar una conciencia crítica en torno a la tecnología, hay que hablar también de la sociedad a la que nos abocan. Cada cual en su organización tendrá que traducirlo, pero el poder de las tecnologías es tal que no es una cuestión que se pueda obviar.

Bueno, pues hasta aquí este post dedicado a la didáctica de la tecnología digital. Me da que el asunto nos va a dar mucho juego. Ya lo veréis.

Artículos relacionados

3 comentarios

Ainara 17/12/2021 - 12:46

¡Qué interesante! suscribo lo que comentas, no todas las personas tenemos el mismo grado de adaptación a la tecnología y siendo algo que envuelve a todo la sociedad debemos hacer que todos puedan entender sus implicaciones.

Responder
10 competencias para el liderazgo digital – Consultoría artesana en red 13/01/2022 - 07:37

[…] studies of science, 399-441. (a esto le dediqué unas cuantas páginas en la tesis doctoral). La dimensión pedagógica para diseminar esta idea dentro de la organización en general y del equipo más cercano es […]

Responder
7 conceptos básicos para aprender competencias digitales – Consultoría artesana en red 03/02/2022 - 06:28

[…] por fin, a desarrollar los cuatro posts restantes de lo que denominamos «la necesaria didáctica en torno a la tecnología digital» en el contexto empresarial. Lo que los justifica es bien sencillo: no siempre es tan fácil interiorizar el tránsito a un […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.