Penekinis, sacotangas, Sálvame y la fortuna de Marujita

by Julen

Lo más vistoLas cosas son como son. Los datos, a mayor gloria de Big Data, irrefutables, vamos a hablar de «lo más visto». Que hay crisis, que estamos en un momento crucial de cambio político y que estamos matando al planeta con este sobrecalentamiento que no termina de parar. El mundo se mueve apasionante. Pero puestos a elegir: la democracia manda. Coloque usted un buen vídeo de penekinis y sacotangas y no hay color: lo más visto. Es lo que hay, lo que nos interesa a la ciudadanía.

La imagen la he extraído de la portada de la edición digital de El Correo del viernes 26 de junio de 2015. Espectacular. Primero, como decía, los penekinis y las sacotangas, luego un drama familiar, después un ejemplo de lo que nunca tendremos y a continuación los supuestos problemas de Sálvame. Por supuesto, en la lista podrás encontrar un pezón de una famosa y la científica explicación de por qué se nos arrugan los dedos al meterlos en agua. La difunta Marujita y Pajares reciben también la lógica atención de la ciudadanía.

Es el progreso, no cabe duda. Ya se veía venir. Somos así, gente campechana, nada retorcida y que prefiere dejar para otro momento las angustias del mundo. El sacotanga le da sopas con honda a cualquier sesudo análisis político. Faltaría más. Tanta corrupción es lo que tiene. La gente se siente desafectada, al margen de las preocupaciones de quienes rellenan líneas aburridas en medios de comunicación o en este mismo blog. Vaya chapas. La imagen del penekini vale más que mil palabras. Ha pasado, pasa, y seguirá pasando.

Sirven estas preferencias para que para poner en valor a la sociología como ciencia paranormal. Claro que luego las encuestas se equivocan. Porque a ver quién es el gracioso que reconoce que sí, que el sacotanga mola. Antes se pillaba mejor al mentiroso que al cojo pero hoy eso se ha retorcido mucho. Porque la exposición pública de nuestras vergüenzas en cuanto a lo que vemos o no en Internet queda solo para las profecías del Big Data. A título individual, por favor, ni a Dios se le ocurre hacer clic en penekini y sacotanga. A ver qué os habéis creído.

Mientras, yo aquí dando más cobertura a la truculencia mediática. Habrá que esperar a que la Wikipedia recoja la sacotanga o que Dani Mateo se ponga con ello en El Intermedio. Después del bañador de Borat, no queda otra, hay que dar un paso al frente. Dani, tus fans nos los merecemos.

Artículos relacionados

12 comentarios

Noemí Pastor 27/06/2015 - 08:37

Julen, no es el progreso: siempre hemos sido así. La única diferencia es que ahora se mide y se sabe. Pero no fuimos antes más sabios ni más selectos ni más intelectuales.
Tampoco creo yo que sea grave picar en la frivolidad. Es grave cuando solo vives en ella, pero quien diga que no necesita ligereza y entretenimiento, miente y posturea.

Responder
Julen 30/06/2015 - 08:55

Vale, somos así. Solo déjame que me maraville de tal transparencia en los datos :-)))

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.