Este es un blog con arrugas

by Julen

ArrugasEste año que viene cumpliremos diez años. Un 31 de marzo de 2005 apareció el primer post en este blog. Y ahora, en estas vacaciones de verano de 2014, comparto algunas reflexiones en torno a su futuro. Lo hago en voz alta porque me veo en la obligación de ponerlo en común con quienes lo leéis. A fin de cuentas, un blog es la suma de lo que uno dice y lo que escribís en forma de comentarios, lleguen estos por el canal que lleguen.

Lo primero de todo es que, como siempre, no tengo claro cuánto de «dirigido» debe de estar este blog y cuánto de «a su aire». No escribo un blog con una función «empresarial» que favorezca el posicionamiento de una marca y contribuya a vender más y mejor. Supongo, no obstante, que hay quien así me lo explicaría: este blog contribuye a que una marca se asiente y viaje junto a quienes compartís lectura y, en muchas ocasiones, algo más. Disculpa si yo no lo veo así.

Sigo pensando que después de tanto tiempo uno ha perdido el pudor y escribe (casi) de lo que le da la gana. No me siento con ataduras más allá de que haya gente que me lee y que quizá espere que siga escribiendo. Ahí no creo que haya mayor problema. Me sigue gustando escribir. Como quiera que mis competencias con otros registros de la comunicación (podcasts y video) son muy limitadas, aquí seguiré escribiendo. Por gusto, no os quepa la menor duda.

¿Es lógico que siga con este ritmo de post casi diario? A veces pienso que no. Asier Etxebeste, que me echa un cable con las cosas de la administración del blog, ya me suele avisar de que la copia de seguridad ha engordado demasiado. Sí, 3.244 posts son muchos, supongo que demasiados. Una mínima decencia bloguera me conduciría a «limpiar» contenido, enlaces rotos y demás porquería. Pero prefiero las imperfecciones que el tiempo provoca. Es lo que hay, un blog imperfecto zarandeado por los vientos que el paso del tiempo provoca. Sí, este es un blog con arrugas.

¿Debería replantear el diseño, la distribución de contenidos o la forma en que utilizo las redes sociales para divulgar su contenido? Renovarse o morir, dicen. Pero mover un elefante perezoso no es tarea fácil. ¿Quiere eso decir que todo seguirá igual? Probablemente no. La conversación se mueve de unos sitios a otros. Los blogs estamos en peligro de perder vitalidad porque la gente habla en otros sitios. Los bares -las redes sociales- están llenos de gente animada hablando de lo que le importa. Da igual privacidad, intimidad, condiciones de uso o que tus datos personales se vayan a Estados Unidos, como amablemente te explica Facebook.

Creo que debo resignarme a que el blog refleje la evolución de quien lo escribe: un carca que cada vez tiene menos cintura en la red. Ese soy yo. Con un permanente sentido ambivalente respecto a lo que las tecnologías nos dan… y nos quitan. Sé que voy a seguir escribiendo pero sé que lo voy a hacer cada vez con menos sentido «lógico». Frente a la idea (tentadora) de que el blog me sirva profesionalmente emerge la idea de que el blog me sirva peresonalmente. Y con ello quiero expresar el sentido más amplio de lo que uno es.

No sé, siempre ando con la eterna duda: dedicar un tiempo «estructurado» al blog y trabajarlo con un sentido profesional, o dejar que las emociones del momento lo vayan puliendo. Cierto que encontramos algunos cajones donde clasificar la metralla que disparamos. Lo de la empresa abierta me ha servido como cajón de sastre mientras que los viajes en bici o los desvaríos supuestamente literarios de los domingos tienen su rinconcito bien definido, pero el volumen es tal que las letras se solapan en un caos considerable.

Estamos de verano a un par de semanas de retomar el ritmo habitual en septiembre. Comenzará la décima temporada de este blog. ¿Novedades? Ninguna que no sea mi estado emocional y lo que el trabajo traiga entre manos. ¿Para decir solo eso todo este post? Ya veis, la pereza de un lunes de agosto se agarra como una lapa al teclado. Hablo con mi blog y lo encuentro algo revuelto. Nada nuevo. En breve cumpliré 50 años. Debe ser que, por fin, chocheo.

Artículos relacionados

25 comentarios

Iñaki Murua 18/08/2014 - 08:41

Nada grave, vecino de barrio blogosférico: eres un chaval de «casi 50» que escribe en un blog de «casi 10».

Responder
Julen 18/08/2014 - 10:25

Iñaki, casi casi como tú en edad 😉

Responder
Isabel 18/08/2014 - 09:12

¿Revuelto? Repleto tal vez, tal cual la vida, lleno de cosechas en distinto estado de proceso. Hasta los silencios nos definen. Hay muchos libros dentro de este blog 🙂
He leído estos días tus relatos de viaje, tal cual una novela. Todo un reto, ¿no? Enhorabuena.

Responder
Julen 18/08/2014 - 10:26

El viaje ha estado bien aunque un poco enfermo ya me veo con tanta bici, jejeje.
Lo del blog, bueno, llevamos una relación curiosa donde uno ya no sabe quién domina a quién 😉

Responder
M. Luz Congosto 18/08/2014 - 09:52

Enhorabuena por los 10 años y por saber alimentar el blog sin descanso. No todos pudimos mantener el ritmo 🙁
Seguro que el caudal de palabras lo canalizarás sabiamente y seguirás dando pedales por cualquier camino de la web

Responder
Julen 18/08/2014 - 10:27

Mari Luz, lo que pasa es que diez años son ya unos cuantos y al final le hace sentir a uno un poco carca. Como si estuviéramos mareando con un discurso que quizá va perdiendo frescura. Bueno, no sé. Esto de la ciclotimia es lo que tiene, que a veces te baja a la cueva. Ya levantaremos vuelo otra vez.

Responder
tic616 18/08/2014 - 11:03

Coincido y me identifico con muchas de estas tus reflexiones Julen. Sólo aportaría que yo empecé con un blog donde mezclaba lo personal y lo profesional, que decidí en un punto separar mi actividad profesional en la red en otro blog pensando en mantener la personal pero esta última se acabó disgregando en las redes sociales y mi blog personal abandonado.
Si tengo que nombrar el primer blog que leí, el tuyo sería uno de los que mencionaría como más probables. Aquí identifiqué también el concepto de consultoría artesana, o como mínimo le pude poner nombre.
Pero lo que más aprecio de tu blog es que me ha permitido conocer gente que estoy seguro que no hubiera podido conocer de otro modo. A algunos les he perdido la pista totalmente o reducido el contacto, otros los considero amigos.
Es cierto que ya sin aquel fragor primigenio en los comentarios (no me viene a la cabeza otra palabra mejor para describirlo) pero no dejo de visitar tu blog asiduamente -menos tus posts ciclistas – espero que me disculpes 😉
Un abrazo

Responder
Julen 18/08/2014 - 16:45

No desisto de que algún día te pongas a dar pedales jajajaja.
Mil gracias por tus palabras, Luis. El tiempo pasa y aquí seguimos. Suave, suave. Quizá ahora la columna de twitter ha cambiado la forma en que hablamos. Lo importante, si acaso, es que se mantenga la comunicación. Eso es lo que nos hace, en buena parte, humanos 🙂

Responder
aitzol 18/08/2014 - 11:06

Julen, por lo que a mi respecta eres uno de mis referentes en esto de los blogs y los espacios donde compartir trabajo y pasión así que ánimo y a seguir enseñando, maestro.

Responder
Julen 18/08/2014 - 16:47

Mila esker, Aitzol. Espero que nos veamos en septiembre si es que pasas por el sarao que han montando los Andonis 🙂
Disfruta.

Responder
Javier Goikoetxea 18/08/2014 - 14:50

VIVA EL «OPEN CORE»!!!
Ni se te ocurra cambiar de postura Julen! Si algo merece la pena de lo que escribes es que te sale de dentro y sin miramientos y a eso se le llama escribir con el corazón.
«Gracias» a las RRSS ya quedan pocos corazones abiertos. Como mucho encuentras alguno perdido como este tuyo, porque todo lo demás son o corazones de atrezzo o corazones maquillados, arrugas siliconadas que nos llevan de engaño a engaño.
Hay una palabra, un verbo que hace poco salió de mi memoria para hacerlo presente, como llega todo lo bueno. Hacía mucho que no lo escuchaba, se trata del verbo «brotar».
Según el DRAE: «brotar».
(De brote).
1. intr. Dicho de una planta: Nacer o salir de la tierra. Brotar el trigo.
2. intr. Dicho de una hoja, de una flor o de un renuevo: Nacer o salir en la planta.
3. intr. Dicho de una planta: Echar hojas o renuevos. Este árbol empieza a brotar.
4. intr. Dicho del agua: Manar, salir de los manantiales.
5. intr. Dicho especialmente de las viruelas, del sarampión o de los granos: Salir al cutis.
6. intr. Dicho de una cosa: Tener principio o empezar a manifestarse.
7. tr. Dicho de la tierra: Echar plantas, hierba, flores, etc.
8. tr. Arrojar, producir.

Yo añado mi definición.
X. intr. Dicho de un blog: post que emana entre arrugas.

A más arrugas, más y mejores brotes.

Salud y Bien Común
Javier

Responder
Julen 18/08/2014 - 16:49

Bonita palabra, sí señor, esa que has elegido: brotar. Pues nada, seguiremos brotando entre arrugas. Un abrazo 🙂

Responder
guiller 18/08/2014 - 15:23

Me ha gustado leer este post arrugado.
Debe ser que ando parecido de cintura y de llegar al 50.
Así que para mí, me temo que seguirás siendo el maestro.
abrazo, disfruta de lo que quede de agosto : )

Responder
Julen 18/08/2014 - 16:50

Esto, Guiller, va a ser que los 50 son una edad muy redonda y que se presta a muchas filosofadas, me temo. En cualquier caso, tenemos la suerte de que aún somos jóvenes. Mil gracias por tus buenos deseos. Lo mismo, aprovecha el tiempo… o déjalo pasar, que es otra estupenda manera de disfrutarlo.

Responder
Asier Gallastegi 18/08/2014 - 16:44

Gracias Julen
Ya os conté que ando dandole una vuelta al blog. Parte de estas vueltas tienen su comienzo en conversaciones con david en aquel espacio que creasteis sobre empresa abierta. Me gusta leerte, leer tus descarios,… Yo he decidido incluir los mios en una categoria que llamaré algo asi como «Escucha y narrativa» y es que creo que eso hacemos, acompañamos a construir historias.
Gracias porque me ayudas a repensarme.
Un abrazo enorme
Asier

Responder
Julen 19/08/2014 - 16:44

Parece que es tema recurrente este de plantear el rol que ocupa un blog en nuestras vidas 😉
Gracias por estar por ahí. Disfruta de la fiesta.

Responder
Amalio Rey 18/08/2014 - 21:22

Yo no te veo con esa duda entre “blog-trabajado-y-estructurado-con-un-estructurado-sentido-profesional» y » dejar que las emociones del momento lo vayan puliendo». No se por que a mi me da, de leerte, que la segunda opcion es la unica que pasa ahora mismo por tu cabeza. Y si no es asi, lo disimulas mal 🙂
De arrugas, si quieres, despues hablamos. Abrazotes 🙂

Responder
Julen 19/08/2014 - 07:44

Va a ser que llevas razón 😉

Responder
Andres Paz 19/08/2014 - 17:46

Gracias Julen.

Tu experiencia es un modelo para mi.

Me siento mas identificado con la idea de que el blog nos sirva personalmente.

Cuando lo vivo asi, me puedo soltar mas, en cambio cuando lo pienso como una herramienta de marketing me siento frenado.

En fin, gracias colega de oficio y profesión.

Sigo pendiente tu caminar.

Un fuerte abrazo desde Bogotá, Colombia.

Andres

Responder
Julen 19/08/2014 - 19:46

Hola, Andrés.
Coincidimos entonces en esa visión «personal» del blog. Espero que podamos seguir compartiendo reflexiones y que nos sirvan para avanzar profesionalmente en nuestro oficio compartido.
Un abrazo de vuelta hasta ahí en Bogotá.

Responder
taZEBAez, consultoría cosecha LEINN de 2014 | Consultoría artesana en red 20/08/2014 - 07:45

[…] En este caso a través de su actividad profesional, algo que se confunde con las personas que son. Si el lunes escribía sobre este blog como un ejemplo de magma personal/profesional, taZEBAez es algo parecido, solo que pensando en equipo y como resultado de un proceso cocido a […]

Responder
vorpalina 25/08/2014 - 22:29

Disfruto leyéndote a menudo. Creo en ti y aprendo contigo sin apenas escucharte, tan solo habiéndote leído. Sobre el fenómeno de la lectura me resulta curioso comprobar como a menudo para el lector cuando alguien suena auténtico, da igual que hable de crear empresas o viajar en bicicleta. Porque el hábito de escribir es curativo y cualquiera de nosotros, escritor o lector, mantiene un círculo invisible de verdadera confianza. Gracias Julen por mantener desde aquel lado ese círculo durante los últimos 10 años. Es genial que hoy compartas que para el nuevo curso tú sigues escribiendo.

Responder
Julen 26/08/2014 - 20:51

Va a ser que sí, que nos sirve de cura para algunos de nuestros males jejeje. Abrazo 🙂

Responder
Juanjo Brizuela 05/09/2014 - 09:23

¡¡10 años!! ¿y qué es un blog? ¿de entonces a ahora? ¿te notas diferente hoy a cuando comenzaste?
Zorionak!!

Responder
Julen 07/09/2014 - 06:23

¿Diferente? Ahora tengo de vez en cuando lumbago jajajaja. Juanjo, que los años no pasan en balde.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.