Sobre los bancos que «ganan menos»

by Julen

Dirty Money«Ganar menos» es una expresión curiosa en los tiempos actuales. Sobre todo cuando «ganar menos» significa que las cifras son, por ejemplo, de beneficios de 1.804 millones de euros en el caso del Santander o de 90,6 millones en el caso del Sabadell. Un auténtico drama para quienes poseen el capital de estos chiringuitos. Vamos, que se tienen que estar dando de cabezazos por su mala suerte. Lástima de gente.

Por supuesto que a estas alturas de la película ya nos ha quedado claro a toda la gente de a pie que los bancos no están aquí como entidades de carácter social. Si esto fue algo que en su día se pensó de las cajas hoy en cambio sabemos que, como supongo que siempre habrá sido, los bancos buscan beneficios. Y, claro, cuando esos beneficios caen, algo va mal. No es que tengan pérdidas, ojo, que esto ya se sabe que si sucede tiene cobertura pública, sino que sus beneficios no llegan a la expectativas.

El caso del Santander es dantesco. Al ganar «solo» 1.804 millones de euros de enero hasta septiembre las cosas se ponen feas. Pero como quiera que es un banco global, lo que pierde en España o en Europa se compensa con lo que pesca en Brasil, México o Latinoamérica en su conjunto. Vamos, que se siempre hay donde ordeñar la vaca. Así que a no ser que la recesión sea global de verdad, no pasa nada. El Santander llorará la caída de beneficios pero ahí seguirá gana que te gana. Lo llaman buena gestión. Ja.

Frente a estas cifras, las hipotecas de la gente que ya está en desahucio o cerca de él son como de chiste. Claro que la gracia del chiste  solo se la ve el banco, porque lo que tenemos delante sí que son dramas. Y no lo de ganar «solo» 1.804 millones de euros. La comparación insulta. Las cifras marean a cualquier persona que -por suerte- tenga su trabajo normal e ingrese una nómina según le corresponde con el convenio correspondiente.

No hay posibilidad de entender y de apiadarse de la labor de los bancos «normales». No es de extrañar que la gente dirija su mirada a la banca ética. Más, mucho más deberíamos hacerlo. Por cada banco que lleve adelante un desahucio de acuerdo con una ley criticada hasta por algunos jueces. Parece que en cuatro años llevamos 350.000 ejecuciones hipotecarias. Nada, poca cosa, ¿verdad?

Es vergonzoso comparar lo mal que les va a los bancos con sus resultados desde enero a septiembre con lo mal que les va a ciertas familias que acaban en el desahucio. Porque, por supuesto, no son situaciones comparables. Las hipotecas causaron mucho daño social, según dice la ONU. Pero los bancos ahí están, acatando -si quieren- un manual de buenas prácticas. Otra fórmula hipócrita que los pone como bestias negras de nuestra sociedad. Tienen a la ciudadanía en contra. Pero, claro, todavía es pronto para forjar un nuevo ¿capitalismo civil?

Artículos relacionados

2 comentarios

Mario 26/10/2012 - 06:16

Gran Post Julien!!!sencillito pero Con una reflexión potente; me gustaría mucho por ejemplo saber el monto de las hipotecas desahuciadas por el mismo banco en el mismo período. Las cosas han llegado a Lo vergonzoso…pero en tiempo de guerra, el condecorado es el que se carga más muertos…son las reglas del sistema.

Responder
Julen 28/10/2012 - 19:55

Acabo de llegar de ver una peli en el cine. Nos han puesto un anuncio del Santander que era como para vomitar. Directo al corazón. Pero, ¿qué se cree esta gente con este tipo de mensajes? Vaya cara. En fin, Mario, habrá que andarse con más ojo… si cabe.
Por cierto, gracias por darte una vuelta este blog 🙂

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.