Taller presencial: organiza la información digital que te aporte valor

by Julen

El próximo 6 de octubre tenemos organizado un taller presencial en el Parque Tecnológico de Álava, de 9:30 a 13:30, a través de BIC Araba en torno a cómo construir un sistema de búsqueda y filtrado de información. Diego Apellaniz, el coordinador de BIC Araba, leyó en su día Las herramientas de mi embudo para curar contenido, un artículo que publiqué aquí en este mismo espacio, y me dijo si lo podía convertir en un taller. En realidad, es algo que vengo haciendo desde hace unos años dentro del MBA Executive, un máster que impartimos en Mondragon Unibertsitatea con la colaboración de la Cámara de Gipuzkoa. Siempre he pensado que organizar la información es un cimiento básico de nuestra efectividad. Me lo creo a pies juntillas. Eso sí, cada cual debe encontrar su particular sentido a todo esto. Porque, claro, no existe una única forma de organizarse.

El taller lo hemos diseñado para que en cuatro horas seamos capaces de comprender la lógica, pero también para que cada cual salsee con una serie de herramientas. En realidad, las herramientas son lo de menos. Para mí la clave está en encontrar el sentido a la propuesta de dedicar un tiempo a buscar y filtrar información que nos sea relevante. Luego, por supuesto, hay que incorporar determinadas prácticas en nuestras rutinas de trabajo. Todo es más fácil si hay convicción de por medio.

El sistema que vamos a proponer pasa por tres tipos de herramientas (ver la ilustración adjunta). Insisto en que todo esto necesita un «antes» que le proporcione sentido. Si decidimos que es importante manejar buena información, no queda otra que reflexionar en torno a qué. Ahí cada cual puede encontrar situaciones concretas que alimenten su particular máquina de buscar y filtrar información. Por proponer algunas circunstancias que le confieren sentido al sistema:

  • Estás trabajando para un cliente en un proyecto de consultoría que se va a extender en el tiempo. ¿No estaría bien estar al tanto de informaciones en torno a ese cliente mientras dura el proyecto?
  • Te han asignado unas clases en la universidad. Habrá que ponerse las pilas respecto a lo que se publica —mejor si incluye producción académica— en torno al contenido de tu materia, ¿no?
  • Siempre has estado involucrada en lo que sucede en tu barrio, pero ahora mismo vives lejos de él. ¿No te gustaría estar al tanto de lo que sigue pasando allí?
  • Participas en un proyecto de investigación en torno a una tecnología alternativa para transformar polímeros. Me temo que no queda otra: necesitaremos activar una búsqueda y filtrado posterior de todo lo que se cuece en torno a esa tecnología, ¿no?

Son solo ejemplos para dar sentido al tiempo que te va a requerir el asunto. Porque sí, nos requerirá un tiempo. Pero —y esta es una de las razones por las que te puede interesar el taller— no tanto como el que quizá estés pensando. Porque queremos que la tecnología trabaje para nosotros y es evidente que podemos automatizar algunas tareas. Si sabemos qué es lo que queremos buscar y filtrar, todo comienza a adquirir sentido. En el fondo, siempre vas a necesitar tres tipos de herramientas. Con ellas queremos conseguir:

  1. Un filtrado inicial, sea por fuentes a las que concedes reputación, o porque activamos alertas para determinar palabras o conceptos clave. Lo primero es que alguien —una o varias herramientas— nos hagan el trabajo sucio inicial.
  2. Quizá ciertas informaciones de entre lo que nos entra con ese primer filtrado pueden superar la prueba del algodón. Se trata de seleccionar las «piezas» que nos aportan valor. ¿Cómo lo sabemos? Pasamos al punto 3.
  3. Normalmente, una pieza de información que ha pasado al punto 2 desencadenará una acción. Debe servir para que seamos más personas más efectivas: nos conducirá a mejores decisiones. Y aquí cada cual sabrá cómo le está aportando valor, porque esto puede suceder de muy diferentes maneras.

La primera actividad pasa, sobre todo, por buscadores genéricos y también especializados, así como por lectores de fuentes RSS y gestores de alertas. La segunda actividad implica el uso de una herramienta de gestión de marcadores y la tercera, por su parte, puede pasar por un blog, aunque es evidente que admite, como decíamos, muchas otras formas.

En fin, ¿te interesa organizar «tu» propio sistema de información para que tu efectividad aumente? El taller del 6 de octubre puede ser una buena oportunidad. Insisto en que las cuatro horas que hemos programado nos servirán no solo para aprender «la teoría», sino para traducirla en hechos concretos. Te esperamos. Ah, y todo esto con filosofía de 5S digitales incorporada, faltaría más. Haz clic en la imagen para inscribirte.

Imagen de Taken en Pixabay.

Artículos relacionados

1 comentario

Cuando te dan las gracias por escribir un blog – Consultoría artesana en red 07/10/2022 - 09:02

[…] con una de esas situaciones que te derriten de gusto por dentro. Tenía que impartir un taller: Organiza la información digital que te aporte valor. Poco a poco vamos volviendo al modelo presencial y eso quiere decir interacciones diferentes, con […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.