Serendipia y ansiedad

by Julen


Actualización 20/05/2006.- Nicholas Carr también entra en escena en torno a la serendipia. Recoge opiniones de Richard Boyle y otros de los propios comentarios al post original de Steven Johnson, para al final dar su opinión.

I do think the web has expanded the sum total of serendipity in the world. I come across a heck of a lot more random stuff today than I did before I went online. So, yeah, the web is probably «the greatest serendipity engine in the history of culture.» Still, though, I find myself agreeing with McKeen when he talks about the lack of «surprise» in internet surfing and, even more so, with Nick when he talks about the web’s «carefully curated randomness.» Once you create an engine – a machine – to produce serendipity, you destroy the essence of serendipity. It becomes something expected rather than something unexpected. Looking for serendipity? Just follow these easy links! Serendipity becomes a game of trivial pursuit. It becomes an end in itself rather than an unanticipated surprise that leads you to some greater understanding. Serendipity should be a doorway, but on the web it’s a kitschy picture stuck on your refrigerator with a magnet.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Leyendo este post de Steven Berlin Sistemas Emergentes Johnson: Can We Please Kill This Meme Now?, acerca de la serendipia en Internet, he decidido juntar en este artículo dos conceptos que me andan revoloteando por la cabeza en los últimos tiempos: ansiedad y serendipia, relacionados con nuestra navegación en Internet.

El hipertexto nos dibuja un espacio sin final definido (a no ser que encuentres una página en Internet sin ningún enlace, cosa contradictoria en sí misma, ¿no?). El mundo de Internet no tiene territorio alambrado y puedes vagar por él horas, días, años, lustros o toda tu eternidad. ¿Cómo? Como alma en pena, y aquí creo que hay que estar alerta. Veo escenarios de ansiedad asociados a ese posible inmenso vagar por un lugar de un tamaño demasiado inhumano.

Estoy con Alex Barnett en que la atención será uno de los fenómenos en los que más se va a investigar en los próximos años. La atención es el paso obligado para entrar en los contenidos. Si no te presto atención, estás perdido. Ya puedes contarme la mejor de tus historias que paso de ella. Tienes que captar mi atención… y ten cuidado porque pudiera ser que si te empeñas demasiado, si te pasas un poco, puede que generes en mí el efecto contrario al que deseabas. Así que ya estás pensando cómo disparar la dosis adecuada de atención.

Enrique Dans (me gustan muchas de sus reflexiones, no me gusta esta contestación) nos hablaba el otro día de la posibilidad de que seamos nosotros quienes podamos filtrar la publicidad que nos alcanza: ¿algún día algo así un RSS way of life también aplicado a la publicidad? Es un paso importante sentirnos con la capacidad de filtrar, de desplegar la atención que queramos desplegar, independientemente de quién y a través de qué medios la pueda lanzar.

La serendipia es divertida utilizada con cuentagotas. Si tus movimientos por la red de redes son sobreserendípicos, cuídate, porque podrías estar a las puertas de un síndrome de ansiedad. Y mira que es ya una realidad. Somos limitados y a veces la tecnología nos puede limitar más aunque la oferta parezca deslumbrante. Háztelo mirar si vives en Serendipity City.

Technorati tags |

Artículos relacionados

2 comentarios

DAVID HORMAZABAL 15/07/2006 - 18:39

SeNtiR El gOlpe
y EscuPir los dieNtes
sueltos

Que siemPre SalDrán unOs nuevos
La ansiedad es energia
y serendipia una buena palabra

ellas cambiarán el mundo.
lo grande está compuesto por lo pequeño.

Responder
thanks 13/08/2010 - 22:55

really nice post thanks

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.