12 Malagón – Consuegra #Transtoledana #MTB

by Julen

Strava: https://strava.app.link/FuRSnvXrwIb

Malagón es un señor pueblo. Hablamos de casi 8.000 habitantes: una metrópoli, desde luego, comparada con nuestros pueblos anteriores en donde hemos finalizado las etapas. Hasta dispone de una ruta teresiana, con nueve hitos, comenzando por el parque del Calvario y terminando en la plaza del Convento. Entre medias, la puerta del Encuentro, la piedra de la Santa o la mismísima plaza del Ayuntamiento. La santa pasó por Malagón y fundó el Monasterio de San José, que queda en la plaza del Convento.

La diferencia de esta «fundación» respecto a las demás es que fue la primera en la que tuvo ocasión de edificar un monasterio «desde el polvo de la tierra». Por ello plasmó en el edificio, cuya traza diseñó el maestro Nicolás de Vergara, el ideal de monasterio de su Reforma. De sobria sencillez y belleza, todo el conjunto rezuma recogimiento, siendo muestra de la sobriedad de la vida y de la espiritualidad de las monjas carmelitas que lo habitan. Toma nota: monjas de clausura que lo habitan desde un 8 de diciembre de 1579.

Tienes que saber que Malagón forma parte de las Huellas de Santa Teresa, que es una ruta de peregrinación, turística, cultural y patrimonial que reúne las 17 ciudades donde santa Teresa de Jesús dejó su huella en forma de fundaciones. La ruta no tiene un orden establecido o un tiempo limitado ya que cada peregrino o visitante puede realizarla cómo y en el tiempo que desee. Como tantas otras veces, estoy echando mano de la Wikipedia.

Nosotros nos cogimos a una visita guiada por el museo y la iglesia, ya que el monasterio en sí no es accesible, a no ser que te hagas carmelita. Palabras mayores. El chico que nos atendió durante hora y media resultó ser una joya. Claro en sus explicaciones, con mucha sensibilidad, aportando detalles de interés: fue de lo más ameno. Ls visita, por cuatro euros, me parece imprescindible si andas por Malagón. El museo está concebido para entender quién fue Santa Teresa de Jesús, desde sus primeros pasos hasta lo que puede deparar el futuro de la orden de las carmelitas descalzas.

Cenar fue de nuevo un problema. Todo cerrado. Salimos del paso en un kebab, no te digo más. Y a cruzar los dedos para no pasar otra noche toledana.

Salimos hacia el noreste por, cómo no, una vía del Camino de Santiago. Se confirma que en la Península Ibérica es imposible hacer una travesía de una o dos semanas sin pedalear por una vía del Camino de Santiago. Se trata del Camino Manchego de Ciudad Real a Toledo.

Pedaleamos por el tramo que va hasta Fuente del Fresno… Oh, oh, el guionista insiste de nuevo: vadeo imposible. Al menos desde mi perspectiva. Alberto estaba por la labor de cruzarlo. Cosas de la gente de mar.

El plan B nos lleva hasta la carretera que une Malagón con Fuente del Fresno. ¿Fea? Desde luego, nada que ver con el lujo de ir dando pedales entre los olivos. Por el asfalto cruzamos sin problema el arroyo en cuestión. Ahí nos enteramos que es el Cambrón. Cosas del guionista lo de bautizarlo con semejante nombre.

Nos detenemos a decidir el plan B al completo para la etapa de hoy. Eso supone dejar a un lado Puerto Lápice y llegar a Consuegra a través de Urda. En cualquier caso, hay que ir a Villarrubia de los Ojos. Desde Fuente del Fresno sale una recta inmensa. Alberto rema delante y yo le dejo hacer, cómo no. Es todo lo que puedo hacer.

Muy cerca, al sur de nuestra ruta, queda el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Sí, por ahí también pedaleé hace unos años en la etapa final de mi ruta por tierras de Don Quijote de la Mancha. Las tierras por las que transitamos hacen difícil imaginar lo que aporta el Guadiana a unos escasos kilómetros.

Continuamos por asfalto en dirección Urda. Toca ascender dos pequeños puertos, primero el Puerto de los Santos y luego, ya en Toledo, el de El Morrón. Según he leído es una ruta cicloturista muy popular. Estamos en la Sierra de la Calderina. Otra vez los hermosos contrastes entren terreno manchego y terreno monteño

Poco a poco voy sintiéndome mal. Tengo náuseas, me duele la tripa y, en general, un malestar que achaco otra vez a las comidas. Ayer, como ya comenté, cenamos en un kebab, algo a lo que no estoy acostumbrado. De todas formas, he dormido bien y ha sido a partir de media mañana cuando me he empezado a sentir mal.

Paramos en Urda. No puedo meterme más que una Coca-Cola. Al sol, como una lagartija, parece que mejoro. Paso por una farmacia, le explico a la chica que atiende lo que me pasa y me salgo con paracetamol. Es lo que hay.

Apenas a diez kilómetros, nuestro final de etapa en Consuegra. Fácil. No voy bien. Voy pensando en meterme a la cama en cuanto estemos instalados. Ducha, lavadora y eso es lo que hago. Mañana será otro día.

Kilómetros totales hasta esta etapa: 741,24.

Metros de desnivel acumulado hasta esta etapa: 11.967.

Etapa anterior | Etapa siguiente ⏩

Fotografías de la ruta.

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.