La opinión de quienes trabajan respecto a sus empresas: Glassdoor y Workpinion

by Julen

Cuando intento explicarme sobre qué significa el modelo de empresa abierta casi siempre he recurrido a dos imágenes: la ventana de Johari, que Charles Handy adaptó al mundo empresarial, y el caso de Glassdoor en Estados Unidos. Sí, he usado muchos más casos, pero estos dos siempre me han servido para que cualquiera pueda entender eso de que la empresa ya está abierta. Sí, porque se ha abierto desde dentro y desde fuera: cada vez puedes encontrar más información pública sobre cualquier negocio. Pero la información que proviene de quienes trabajan dentro de una empresa es, quizá, la de mayor valor. Y no es fácil de conseguir.

Glassdoor es una web en la que personas que trabajan en una compañía –normalmente grandes multinacionales y con preferencia radicadas en USA– dejan sus opiniones sobre salarios, prácticas laborales y todo aquello que creen conveniente compartir. En un ámbito más cercano y si tienes ya una edad, quizá te suene trabajobasura.com o sus secuelas posteriores. Era el típico lugar en el que quejarse de quienes te trataban mal en el trabajo. Y, claro, había material para echarte a llorar y no parar.

Pues bien, ahora en esta parte del sur de Islandia resulta que disponemos ya de dos plataformas en esa misma línea: por un lado, una nueva como Workpinion y, por otro, se produjo en septiembre de 2019 el lanzamiento oficial de Glassdoor en España. Workpinion es una plataforma lanzada por Petra Mestre y que pretende diferenciarse de Glassdoor en tanto que se dirige más a la mejora de la calidad laboral a partir de la información que procede de quienes trabajan en las empresas. Además, ella misma explica que quieren incidir en empresas no exclusivamente multinacionales o de gran tamaño, como suele suceder en Glassdoor.

En una entrevista que publicó El Confidencial, Petra Mestre explicaba, entre otras cosas, que pretendían impulsar una «bolsa de trabajo ética»:

En el futuro quieren incluir también en su portal una «bolsa de trabajo ética» en la que, de manera gratuita, las empresas que tienen más de un 7’5 de calificación de sus empleados puedan publicar ofertas laborales. Esa es una de las diferencias que marcan con Glassdoor: «Ellos se centran sobre todo en dar consultoría a las empresas, pero nosotros no hemos nacido para dar servicio a las empresas, sino dar voz y voto a los trabajadores y mejorar las cambiar la calidad laboral», reivindica.

Habrá que ver si Workpinion se hace un hueco frente a Glassdoor, que ya lleva funcionando desde 2008 y que es la referencia en este «sector».  En el blog de Workopinion puedes leer un post con seis diferencias respecto a Glassdoor (evidentemente la primera ya no aplica). Lo cierto es que estamos ante un asunto muy delicado. Necesario, pero delicado. Es muy habitual que la crítica degenere en rabia. Cuando alguien siente que sus derechos laborales están siendo pisoteados es lógico explotar. Manejar esta información y canalizarla para «mejorar la calidad laboral» no parece tan sencillo.

Por lo que se puede ver, a fecha de hoy las opiniones que puedes encontrar en Workpinion están muy limitadas al ámbito de las Islas Baleares y me temo que, hasta que no haya un volumen suficiente, el ranking de empresas no será muy significativo. No obstante, el caso es que ahí está, con Air Europa como empresa peor valorada. Solo hay 472 empresas que han recibido opiniones y de ellas 375 aparecen clasificadas como «enfermas» porque cuentan, entiendo, con muy malas valoraciones. ¿Preocupante?

Por su parte, Glassdoor (requiere login para acceder a la información, por cierto) no aporta un ranking como tal. Sí que te permite acceder a tu panel en el que organizarte un sistema básico de seguimiento de lo que te interese. Según se puede leer en su web, la cuenta con la que te hayas registrado te dará acceso a información solo durante 10 días. A partir de ahí hay que contribuir con información para seguir disponiendo de acceso:

Para recibir acceso ilimitado a nuestro contenido, simplemente publique un sueldo, opinión sobre la empresa, prestaciones o una experiencia de entrevista propia de forma anónima. Solo toma unos minutos, y sus publicaciones son anónimas para todos los usuarios de Glassdoor, incluidas todas las compañías. El acceso ilimitado se otorga durante 12 meses. Después de ese período, se le puede pedir que contribuya con otro sueldo, revisión, entrevista o revisión de beneficios para extender su acceso ilimitado por otros 12 meses.

En fin, será cuestión de ver cómo evoluciona este mercado de opinión. Glassdoor aparece ya como una marca más o menos consolidada mientras que Workpinion tendrá que buscar su diferenciación. Las empresas se transparentan, ¿no? Lo quieran o no.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.