Marketing a través de influencers

by Julen

The State of Influencer Theory

No hay duda de que, cuando se trata de influir en una decisión de compra, ha aparecido un nuevo personaje que atrae la atención de las marcas. En lenguaje previo al tsunami del social media eran los prescriptores. Hoy esa denominación ha mutado en influencers. Ya se sabe, anglicismo de por medio, la idea para que tenga mejor acogida en las moderneces del marketing. Pero sí, el caso es que un ejército de influencers ha asaltado la comunicación y las ventas.

Ahora bien: ¿quiénes son?, ¿dónde están?, ¿qué guía su (sobre)actuación?, ¿por qué ciertas marcas acuden a su vera como el nuevo maná? Son los nuevos comportamientos de los millenials, que parece se extienden entre más y más capas del resto de la población. Quien más, quien menos, en lo que le gusta, ya tiene a sus youtubers o instagramers de cabecera. De igual forma que antes se veía a diario el informativo de mediodía, ahora se traga uno la dosis diaria de influencer. Así están las cosas.

Por eso no extraña que aparezcan en la escena nuevos agentes que intermedian en este tráfico de influencias. Es el caso, por ejemplo, de Samy for Brands. ¿Necesitas buscar a ese selecto grupito de influencers que te conviene especialmente en tu sector? Pues ahí llega Samy for Brands en tu rescate. Necesitarás primero separar el grano de la paja y dirigirte a degüello a por esta nueva élite. Habrá que ver de qué forma te los ganas para la causa.

Todavía no parece que las reglas del juego estén claras. Mientras, quienes primero llegan, pueden ganar la partida por simple atrevimiento. Hay ya se observan exigencias desde diferentes lugares para que se regule la labor de estos influencers. La fina línea que separa la información de la publicidad entra en juego. Mucho me temo que las marcas tendrán la tentación de colarnos más de un gol y que esta gente genere contenidos de promoción sin avisarnos de que están ganando pasta con el invento. Ojo avizor.

Samy Road es el primer paso porque desbroza un campo en el que cada vez hay más gente que aspira a influencer. Es importante dar con las personas adecuadas en función del nicho de mercado en cuestión. Pero saber quiénes son no garantiza que luego sepas cómo compararte con estos nuevos especímenes. Habrá que aprender a convivir con su delicado statu quo entre autenticidad y mercadeo.

Sí, hay que buscar influencers en social media. Sí, hay que interactuar con ellas, con ellos. Son personas mediante las que vehicular mensajes para influenciar. Pero todo sobre un inestable equilibrio y con una cartografía que a veces no sirve.

La imagen es de Geoff Livingstone en Flickr.

Artículos relacionados

4 comentarios

Iván 26/10/2018 - 03:12

Creo que también hay mucho gato encerrado en este tema. Hace unos meses, varios hoteles y restaurantes se quejaron abiertamente de propuestas que habían recibido de bloggers-influencers de turismo. En el tema de los viajes creo que esto se ha desmadrado mucho, un campo en que al final y en la mayor parte de los casos es meramente una operación comercial acotada en el tiempo (que no seré yo el que diga que esta mal) en la que algun@s influencers se dedican a «bombardear» en las redes sociales durante varios días acerca de un destino, con las bondades y maravillas del lugar. No sé, es un formato complejo.

Responder
Julen 26/10/2018 - 06:19

Es evidente que hace falta regular todo este nuevo caudal de influencia y habilitar algún tipo de control. Luego, como siempre, sentido común 😉

Responder
Juanjo Brizuela 30/10/2018 - 09:33

No es algo que me entusiasme, realmente, porque me parece que a su alrededor estamos perdiendo algo por lo que las marcas van a ser más reconocidas y preferidas en el futuro: la autenticidad. Y los influencers si no son algo son auténticos. Son «forzad=s».

Este finde en un bar un camarero me comentó que había llegado una persona (no importa su sexo porque no es el primer caso que me llega) que le dijo que «soy influencer y si me pones una copa gratis, le saco una foto y la cuelgo en mi perfil de Instagram y como tengo mogollón de seguidores te hago publicidad».

Ahí lo tienes

Responder
Julen 31/10/2018 - 07:12

Siempre ha habido «prescriptores». Antes los llamábamos así. Ahora, con las redes sociales, hemos generado una capacidad añadida para que este rol emerja. No lo demonizaría. Hay que entenderlo y ver cómo actúa en la intermediación, en la percepción de las marcas, en la influencia que siempre se busca. Habrá de todo, pero va con nuestros tiempos y hay que analizarlo.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.