¡Enhorabuena! ¡Te hemos despedido!

by Julen

Congrats Flowers

Un compañero del Máster en Economía Social y Empresa Cooperativa que estoy cursando en Mondragon Unibertsitatea me hizo llegar hace unos días un artículo publicado en el New York Times de esos que impactan. Tiene que ver con las prácticas de despido de algunas empresas llamadas de base tecnológica (con un lugar destacado para el gigante Amazon, por cierto) que son capaces de incorporar en el acto la idea de que sí, de que ese despido es lo mejor que nos podía pasar. Gracias por lo que la empresa nos ha dado.

Todo tiene que ver con aceptar las nuevas normas del capitalismo sin empleo donde se supone que la parte contratante juega en un tablero en el que todo es para ya y no hay más futuro que el del proyecto inmediato en que se meten las horas. El riesgo de que no haya trabajo mañana por la mañana es lo natural. Además, debes saber que compites con otras personas, muy profesionales, que puede que lo hagan mejor que tú. Así que alégrate cuando te despiden. Estás ante una nueva oportunidad.

El artículo, que se titula Congratulations! You’ve been fired,  lo firma Dan Lyons, autor del libro Disrupted: My Misadventure in the Start-Up Bubble.

Treating workers as if they are widgets to be used up and discarded is a central part of the revised relationship between employers and employees that techies proclaim is an innovation as important as chips and software. The model originated in Silicon Valley, but it’s spreading. Old-guard companies are hiring “growth hackers” and building “incubators,” too. They see Silicon Valley as a model of enlightenment and forward thinking, even though this “new” way of working is actually the oldest game in the world: the exploitation of labor by capital.

Se introduce una cultura empresarial en la que la relación entre la parte contratada y la contratante queda sujeta a las modernas leyes del éxito y del fracaso acelerados. Hoy en la cumbre, pues disfruta del momento. Mañana puede que te llegue un surrealista correo en el que te comuniquen que das un paso hacia la libertad: estás despedida/o. En palabras de Antúnez, aquel jefe como dios manda de Camera Café: ¡A la puta calle! El gran Luis Varela por lo menos no se andaba con medias tintas.

Tech workers have no job security. You’re serving a “tour of duty” that might last a year or two, according to the founder of LinkedIn, Reid Hoffman, who is the co-author of a book espousing his ideas, “The Alliance: Managing Talent in the Networked Age.” Companies burn you out and churn you out when someone better, or cheaper, becomes available.

Es lo que hay. Adiós a la seguridad en el empleo. El mundo lo hemos montado de otra manera. Y ha sido bendecido por unos cuantos gurús. El discurso rancio del proyecto compartido y el vínculo sólido no tiene hueco en la competitividad del siglo XXI. Hoy hace falta flexibilidad, rapidez, estar a la última. Incluso puede que tengas que pasar por alguna sesión de coaching de garrafón para que te lo creas. Un curioso compromiso el que se te pide.

El artículo merece la pena. No sé cuántos llegarán a ser los ejemplos y si será el estándar. Pero no creo que ande muy desencaminado el autor cuando se pone en lo peor. Sennett ya nos explicó aquello de que las empresas dejarían de ser eje vertebrador de nuestras vidas. Ahora, además, nos convencen de que cuando vamos a la puta calle es por nuestro bien. Cosas del progreso.

Artículos relacionados

13 comentarios

Julen 21/04/2016 - 09:00

Desgraciadamente.

Responder
Carlos 19/04/2016 - 15:34

Es el capitalismo del siglo XIX en verisón tecnológica. Pero sin seguridad en el empleo no hay crédito, ni vivienda, ni vacaciones. Ni clase media, ni partidos políticos moderados. Esta tendencia ess un suicido económico, social y político

Responder
Julen 21/04/2016 - 09:00

Se supone que progresamos como sociedad, pero parece que queda margen, ¿no? En fin, habrá que insistir, no vaya a ser que volvamos al siglo XIX.

Responder
faraondemetal 19/04/2016 - 16:03

Es curioso lo de Silicon Valley, proclama la anarquía y el neocolonialismo a partes iguales, todo ello en aras del progreso y el bienestar social.

Responder
Julen 21/04/2016 - 08:59

Sí, lo de Silicon Valley como referencia tiene su aquel, desde luego.

Responder
VotatuProfesor 19/04/2016 - 16:10

¡Enhorabuena! ¡Te hemos despedido!, buen título para llamar la atención del lector. La verdad es que ser joven hoy en día y tener un trabajo que te facilite organizar tu vida es imposible. Tenemos que vivir día a día sin poder mirar mas allá de unos meses, es muy frustrante.

Aprendes un puesto de trabajo, buscas trabajo.
Aprendes un puesto de trabajo, buscas trabajo.

Repitan conmigo.

Responder
Julen 21/04/2016 - 08:58

No queda sino armarse de optimismo y pensar que seremos capaces de cambiarlo en el futuro porque el presente…

Responder
jaime_izquierdo 25/04/2016 - 11:25

Una vez más buen tema de debate, Julen.

Yo creo que todos debemos aprender a arriesgar un poco más, porque es verdad que ahora las cosas cambian muy rápido. Parece que el péndulo se va al otro extremo, pero ya caerá.

Abrazo.

Responder
Julen 27/04/2016 - 18:59

A ver cómo avanza todo esto, que el panorama pinta complicado, desde luego.

Responder
Etzarazu 15/05/2016 - 12:06

Julen, el mundo hace tiempo que funciona así. Lo que pasa es que vivimos en una burbuja que no sé si es mejor o peor que la situación que planteas. Al menos esa tensión ayuda a reinventarte cada poco, adquirir versatilidad y relativizar muuucho las cosas. Tiene sus cosas buenas al igual que la seguridad en el empleo tiene sus cosas malas…

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.