No vemos lo que no queremos ver

by Julen

No quiero verloDemasiadas veces no llego a entender por qué muchas personas de nivel directivo no ven lo que parece obvio. Sobre todo cuando las cosas han comenzado a ir mal. Los datos son cabezones e informan de que se pierde el rumbo. Sin embargo, para quienes gobiernan la nave parece haberse levantado no sabe uno qué tipo de barrera que les impide ver la realidad. Claro que parece un comportamiento defensivo natural, aunque infantil. Me tapo los ojos y ya no pasa lo que pasa. Pero… va  a ser que no.

El management no suele verlo así, o bien no quiere darse por enterado. Se muestra incapaz de entender que es él mismo el que está generando los fenómenos de los que se queja. Como ocurre en todos los sistemas, también los representantes de las organizaciones intentan percibir su entorno de manera que sus conocimientos y éxitos anteriores reciban la mayor confirmación posible. En sus suposiciones fundamentales básicas, las empresas sufren nostalgia estructural. Les gustaría seguir siendo tal como son. Sobre todo los managers de empresas de gran éxito tienen graves dificultades a la hora de cuestionar ese status quo tan exitoso. Lo último que desean es el cambio. Y, en esta medida, el trato con las informaciones es altamente selectivo; se actúa como si determinadas porciones de la realidad no existieran.

Reinhard K. Springer en La Rebelión del Individuo. Por qué debemos repensar por completo la tarea directiva.

Artículos relacionados

9 comentarios

Manel [cumClavis] 14/01/2014 - 06:40

Quizás porque la dirección se confunde con poder y el poder está exclusivamente orientado a sí mismo. Como diría el escorpión: “está en su naturaleza.”

Interesante como la reflexión le va como un guante al escenario político actual, lo dicho: poder…

Responder
J.G. del Sol 14/01/2014 - 07:23

Esa misma reflexión contiene el germen del problema cuando habla de «representantes de las organizaciones» refiriéndose, supongo, a la gente que manda.No lo son.Como dice Cunclavis, se trata de una cuestión de poder.Son los «dueños», así que hasta la realidad tiene que ser como ellos dicen. (Aunque desdebluego en entudades menos jerárquicas puede ocurrir exactamente lo mismo, debe de ser fifícil renunciar a un sueño o a una situación previa buena).

Responder
Stella 14/01/2014 - 09:26

La vida es cambio, y como no estés atenta a las transformaciones, y a los signos que las acompañan… mal vamos…el ideal es quizás estar alertas y flexibles al cambio…ayy, no siempre es fácil…:)

Responder
Josune 14/01/2014 - 10:09

Miedo a la pérdida de estatus, poder, posición, cargo… y mucho «ego» también.

Responder
Julen 14/01/2014 - 10:41

Pues sí, seguramente son miedos, resistencias, lo bien que se está en el poder sin que nadie cambie. Lo curioso es que estos comportamientos creo que se dan demasiado frecuentemente. Y como es lógico, cuanto más arriba, menos interesa ver lo que no se quiere ver.

Responder
Jon Keltsa 14/01/2014 - 11:35

! Que peligro tan grande radica en la necesidad de interpretar la realidad en función, tan sólo, de aquellas variables o aspectos que justifican y avalan mi propia actuación pasada o presente, sin llegar nunca a cuestionarse uno a sí mismo, a sus criterios e ideas, a sus propias técnicas y actuaciones ! … Y ante esta incapacidad, basada en la creencia irracional y pánico al » peligroso error » y a su consecuente asumir responsabilidad, ¿ Qué nos queda ? ¿ Acaso desaprovechar algo tan fantástico y sano para cualquier persona, líder, equipo o propia organización como es la libertad, bondad y necesidad de cuestionarse y reflexionar, a menudo, sobre mi propia actuación y alimentar así mi propio proceso de mejora ? Espero que no sea esta la postura a tomar y que como bien dices podamos aprender, primero, a ver la viga en el propio ojo, de cuya reflexión productiva sala siempre las primeras líneas de mejora en nuestro proceder y en el de nuestras empresas y organizaciones.

Excelente Julen, conciso pero en el clavo,…

Responder
Marta 14/01/2014 - 16:49

Juego al «escondite» con mi duende. Me giro, cuento despacio a gritos hasta 10 y me giro. Ahí está, justo en medio, como tu imagen. Quieto-quieto y con las manos tapando sus ojos. Me río y le abrazo.

Así también piensan muchos de esos que «no ven lo que no quieren ver»: que los demás no les vemos, tampoco.
Y maldita la gracia que me hace!

Responder
scalabBle – Nuevos modelos organizativos para entornos complejos e inciertos 05/02/2014 - 08:53

[…] se encaja todo está obsoleto. Ese entorno de ordeno y mando (command-and-control) ha generado desafección (o, al menos, una cierta ) entre las organizaciones y sus trabajadores. Y esta problemática es […]

Responder
Nuevos modelos organizativos para entornos complejos e inciertos 25/05/2014 - 12:02

[…] se encaja todo está obsoleto. Ese entorno de ordeno y mando (command-and-control) ha generado desafección (o, al menos, desconfianza mutua) entre las organizaciones y sus trabajadores. Y esta problemática […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.