El poderío de lo ordinario, con Elena Casado

by Julen

La fotogenia de un váterMuy interesante la charla de Elena Casado a la que asistí ayer aquí en la Alhóndiga de Bilbao: El poderío de lo ordinario. Era la última de las cuatro que se han enmarcado en el ciclo de conferencias del grupo de lecturas El Contrato. Las anteriores fueron de Héctor Bourges, Caterina Simao y Filiep Tacq. Si algo cautivó de la presentación de Elena fue su apelación a reflexionar sobre la manera en que nos situamos frente a los demás cuando nos sale de dentro la crítica visceral. Ella nos acercaba el concepto «Puaj»: esa expresión de asco que evidencia un rechazo casi somático frente a algo. Su tesis: convendría que nos detuviéramos y pensáramos si algún estereotipo no estará provocándola.

De alguna forma, este ciclo de conferencias ha estado hurgando en lo que asumimos. Haciendo un copia/pega de lo que se dice en la web de presentación, buscan:

… reflexiones sobre las relaciones contractuales que operan dentro de prácticas como el arte, la escritura, la edición, el cine, la teoría social o el teatro. El objetivo general de EL CONTRATO es indagar cómo los acuerdos asumidos de forma generalizada desde la modernidad hasta hoy día condicionan la evolución de unas prácticas inscritas en las humanidades como son el arte, la historia o la teoría social. La pregunta es si es posible volver a negociar estos contratos establecidos sin caer en la indiferencia que a menudo se deriva del consenso. Dicho de otra manera, si es posible abordar críticamente la necesidad del pacto sin rendirse a un acuerdo obligado entre las partes.

En su condición de académica, Elena, profesora de Sociología de la Comunicación en la Universidad Complutense de Madrid, nos interpeló también sobre el tipo de saber que predomina en la universidad. Y es fácil ampliarlo al campo, por ejemplo, del management. Enseguida encontramos un discurso oficial, asentado en ciertos popes, que marca la pauta. Modas y prejuicios se van reforzando mutuamente para dejar claro que existe un saber legítimo, empoderado oficialmente y que se reproduce a sí mismo hasta la saciedad por diversos cauces mediáticos.

La charla pivotó sobre tres ejemplos que nos hacían reflexionar sobre la ciencia, la política y la cultura. Ejemplos extraídos de lo cotidiano y que evidencian cómo la crítica colectiva enseguida se instala en una especie de supremacía moral respecto a lo criticado. Para ello tiró de gracia y recurrió al uso de la letra Comic Sans para informar del hallazgo del bosón de Higgs, a la participación de dos jóvenes en el parlamento europeo con mención especial a Gandía Shore (y el auge de chonis y canis) y al best seller de Belén Esteban. En cada caso el asunto es hurgar en lo que está detrás de esas críticas viscerales y sin compasión alguna.

En fin, seguro que no soy capaz de transmitir más que una pequeña parte de lo que fue la conferencia de ayer, pero sirvió para cuestionarme algunas cosas relevantes:

  • hasta qué punto el lenguaje nos separa y contribuye a reforzar el poder constituido frente a lo cotidiano
  • lo que nos perdemos por no incorporar conocimiento mundano y vulgar a nuestros puntos de vista
  • lo ruin de instalarnos en una supremacía moral frente a otros puntos de vista que enseguida sometemos a una crítica cruel e inmisericorde

Pues eso, que se movieron algunas neuronas. Seguiremos el trabajo de esta mujer. Me recordó otras cosas que he leído de Gilles Lipovetsky, Christian Salmon (muy en particular su libro sobre Kate Moss) o Slavoj Žižek.

Artículos relacionados

3 comentarios

Elena Casado 05/02/2014 - 20:59

Muchísimas gracias, Julien, por el post. Lo encontré de casualidad y me encantó!
🙂
@duendudando

Responder
Elena Casado 05/02/2014 - 21:21

Te dejo el link a la presentación que utilicé y que aún tengo pendiente postear https://docs.zoho.com/file/1m46664edacbf9ca84f4d83970a0a31ec4e32
Gracias de nuevo, Julen

Responder
Sociología ordinaria: ¿Y eso qué es? | sociologia ordinaria 07/02/2014 - 20:37

[…] La semana pasada las sociólogas ordinarias estuvimos de turné contando qué es lo que hacemos. Esta servidora (es un decir) estuvo en Bilbo invitada por Bulegoa b/z, una oficina de arte y conocimiento con la que colaboro ubicada en una antigua peluquería.  Las actividades, una sesión de su taller de lectura y una conferencia, se enmarcaban en su programa El Contrato en colaboración con La Alhóndiga.  El taller, cuya estructura puedes consultar aquí, giró en torno al texto  ”La cultura es algo ordinario“, publicado por Raymond Williams en 1958. En la conferencia, titulada ”El poderío de lo ordinario”. me lo pasé pipa; no daba crédito ni al número de gente (se llenó la sala), ni a la diversidad, ni a las ganas de seguir conversando. A la espera de intentar hacerme con la grabación en vídeo os dejo la presentación que utilicé y la crónica de Julen Iturbe-Ormaetx. […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.