Carreteras y casualidades

by Julen

La lógica dice ir de menos a más. Y el tiempo se acorta cuando en vez senderos y caminos lo que se te ofrece por delante es una carretera. Así que la casualidad -no se me ocurre otra cosa- me ha depositado a última hora de la mañana en un pueblo repleto de gente mayor. Mucho antes de lo previsto. ¿Gente mayor? Claro, son los balnearios, que atraen a quienes han desgastado en exceso su cuerpo, sea por edad o por exceso de confianza en las capacidades propias. Aqui es mas lo primero.

Hoy el recorrido se ha esfumado entre los pedales. Había terminado cuando apenas si creía haber comenzado. Carreteras en vez de caminos.

La zona presenta muchas heridas de las torrenciales lluvias y granizadas recientes. Así que no hay opción, el progreso invita a dejarte rodar por estas poco transitadas carreteras. Cada pueblo es una invitación a deambular despacio por sus callejuelas. Y como lo mío sigue siendo madrugar los encuentro aún sin desperezarse, remolones, con las sabanas del último sueño aún pegadas a sus cuerpos.

Y entre pueblo y pueblo la casualidad. Esa que te obsequia con un encuentro imposible dónde en una conversación banal aparece un conocido común. ¿Quién dijo seis grados de separación? Aquello murió bajo ls escombros de las redes sociales en Internet y, por qué no, también de la casualidad. Luego conoceré más detalles de la forma en que se diseñó y balizó está ruta del Camino del Cid. Cosas que pasan. Meigas, haberlas haylas. Siempre fue así.

El cielo de nuevo se llena de nubes. Las veo ahí fuera. Juegan a engordar y oscurecerse. Ya veremos hasta dónde se ponen serias. La tierra seguirá agradeciendo que caiga agua. Así que no vamos a quejarnos nosotros, que solo estamos de paso. Porque estamos de paso, camino de la siguiente curva, del próximo sendero. Eso será mañana. No hay prisa.

La foto usada como imagen destacada en la portada del blog para este articulo es de gerardarcos en Flickr.

Artículos relacionados

1 comentario

gersonbeltran 05/06/2012 - 00:09

¿La vida son causalidades o casualidades?Ciertamente curioso todo esto, sé perfectamente cómo se realizó este trabajo y lo que costó, aún recuerdo la entrega del Plan Director de 1243 kms en cajas en el maletero de mi coche en Atienza con más de 100 planos 1:25.000 con el camino senderista y por carretera marcado. Me alegra que alguien le saque provecho. Como siempre leo tus noticias con nostalgia de una etapa de mi vida muy intensa, al igual que la tuvo el Cid. Un saludo.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.