Cohort-based learning: del contenido a la comunidad

by Julen

Una de las pocas personas a las que sigo en materia de marketing digital es a Vilma Núñez. Para ser sincero, mucho del contenido que genera no me interesa, porque se centra en aspectos muy operativos. Me viene bien para saber qué herramental parece que hay que emplear, pero me cansa esa constante venta a través de prácticas de marketing automatizado. Sí, creo que tengo una relación de amor-odio con el contenido —a veces de valor, es evidente— de sitios como el de Vilma. Pero, dicho lo anterior, llevo suscrito a sus contenidos desde tiempos inmemoriales. Por algo será, ¿no?

Y es que hace unos días, por ejemplo, publicó el típico artículo cuyo título está, cómo no, pensado para que detengas la mirada en él (el modelo es el modelo). ¿El contenido ya no es lo más importante en la educación online? En este post consideraba la propuesta de Wes Kao, la cofundadora de Maven. ¿Qué es Maven? Vamos con algunos botones de muestra extraídos de su sitio web

Maven empowers the world’s experts to offer cohort-based courses directly to their audience.

At Maven, we believe community is the cornerstone of learning online. Going through a course alongside a group of peers is the best way to achieve transformation.

The best way to learn is by doing. That’s why our cohort-based courses focus on active learning through hands-on projects.

Everyone should have access to the best instructors. Removing the limitations of geography means that anyone in the world can access industry experts.

¿Eslóganes y declaraciones esperables alrededor de una nueva forma de ofrecer experiencias de formación? En gran parte, desde luego. Pero la idea con la que nos quedamos y la que da pie a este artículo es ese concepto de basar el curso en la idea de cohorte. Puede que estemos ante un pequeño hype que llega desde las sesudas mentes del marketing para vender de otra manera lo que quizá está costando cada vez más: conseguir que las personas se matriculen en cursos por los que hay que pagar. Para aclarar el término cohort-based course:

A cohort-based course is a program of learning that’s organized according to a syllabus (usually in sections) and is taken by a group of students (a cohort) at the same time. Cohort-based courses can take place online, in a virtual space, or in a physical classroom.

Cohort-based courses are familiar to many people as it is often the way traditional education, from elementary school to college or university, is structured: a group of students enters a class or course together, and over a specific period of time they go through the syllabus, together.

Sin embargo, aunque el contenido, en sentido clásico, pierda peso ponderado, no creo que haya duda de que seguirá siendo una pieza clave de la oferta. Ahora bien, pierde el primer puesto del podio. Este pasa a manos de la comunidad. La idea se entiende, aunque habrá que concretar qué queremos decir con eso de «comunidad» porque es un término que, de tanto usarlo, ha podido perder carga semántica. Dice todo y no dice nada.

Desplazar el foco del contenido a las personas es un concepto que no es tan difícil de comprar, ¿no? Es simple empatía. Buena parte del argumentario para huir del tradicional e-learning autoguiado es la tremenda tasa de abandono de los tradicionales MOOC (entre un 94% y un 97%, según parece). Wes Kao habla de generar escasez (fechas limitadas, plazas limitadas) en un entorno muy dado al exceso: hoy puedes conseguir contenidos de (casi) todo lo que quieras. Solo tienes que irte al buscador de Google. Así de simple: charlas TED, tutoriales en YouTube, documentación académica en OpenCourseware del MIT o en EDx online o lo que te dé la gana. Lo único que tienes que hacer es ponerte a buscar.

Hay que andarse con cuidado con los vendedores de humo que proclaman recetas mágicas para conseguir aprendizajes significativos en poco tiempo. De por medio siempre hay que considerar la cultura del (no) esfuerzo: ¿hasta dónde estás dispuesta a emplear tu tiempo en torno a eso que quieres aprender? Este concepto de cohort-based course pone sobre la mesa, por supuesto, ideas interesantes alrededor de cómo se aprende hoy día.

Because a cohort of students starts and finishes the course at the same time, they all move through the lessons together at the same time. As a result, a cohort provides a more interactive, immersive experience for students, with members of the course sharing their own understanding and application of the course material with each other as they go. A cohort provides a higher likelihood that students will complete a course and be able to successfully apply the material.

Insisto, por detrás hay conceptos básicos:

  • Poner en valor el proceso de aprendizaje
  • Conseguir sincronía de equipo: nos compete a todas las personas y a la vez
  • No se trata de adquirir conocimiento, sino de aprehenderlo y aplicarlo en compañía de otras personas
  • Se buscan logros individuales y de equipo vinculados al proceso de aprendizaje

Fuente: https://future.a16z.com/cohort-based-courses/

En fin, nada nuevo bajo el sol. Si acaso, ¿una nueva terminología a la mesa? Cohort-based courses. ¿Podemos aprender del concepto? Desde luego que sí. En inglés emplean el término hands-on learning para el aprendizaje basado en la experiencia. En educación hace ya tiempo que empleamos el aprendizaje basado en proyectos, en problemas o, más habitual últimamente, en retos.

Así pues, bienvenidas sean iniciativas —procedan de las instituciones académicas de toda la vida o de las nuevas startups que exprimen el marketing más intensivo— que pongan al alumnado en el centro y se devanen los sesos para ofrecer educación de calidad. No deja de ser lo que hemos intentado siempre. Claro que ahora las aguas bajan más revueltas: ¿hay menos hambre de aprender?, aquel predictor de éxito de la formación, que decíamos que era la necesidad, ¿se ha diluido?, ¿es culpa de los profesionales docentes, que no estamos sabiendo entender cómo se aprende en un mundo de hiperoferta de contenidos? Preguntas, preguntas, preguntas.

Artículos relacionados

1 comentario

Jeroen Sangers 28/03/2022 - 11:03

Creo que es importante separar dos conceptos que no necesariamente están relacionados: por un lado hay el aprendizaje en cohorte, donde todos los participantes avanzan por el currículo formativo con la misma velocidad y por otro lado tenemos la formación en comunidad, donde la interacción con los demás participantes juega un papel importante en el proceso de aprendizaje.

Tal cómo indica el cuadro «MOOCs vs. Cohort-Based Courses» que has compartido, un curso basado en cohorte a menudo incluye el aprendizaje en comunidad, pero no necesariamente.

Personalmente veo el aprendizaje en comunidad como una manera de crear una experiencia de aprendizaje más rica.

En cuanto a los cursos basados en cohorte, desde mi experiencia la mayoría de ellos han elegido por este modelo simplemente como instrumento de marketing: al añadir un escasez artificial se incrementa el valor percibido y se puede subir el precio. Eso sí, en las formaciones más caros habitualmente cuentan con mayor implicación por parte de los participantes.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.