11- Broto – Sabiñánigo

by Julen

Broto - SabiñánigoDía de incidentes que a base de ir sucediéndose uno tras otro han acabado por conformar una jornada un tanto esperpéntica. Por mi parte dos pinchazos y la segunda abrazadera del portabultos reventada, Alberto con un problema en la cala de una de sus zapatillas, Mai que necesitaba centrar los radios de las dos ruedas, Fran sufriendo con la pérdida de líquido en su freno trasero y Jaime que ha abollado la llanta trasera. Nada nuevo bajo el sol, aunque todo el mismo día…

Seis personas recorriendo la travesía da para mucho «susedido». Todo lo anterior no impide hablar de los cuestones del día, que a la salida de Fiscal y hasta coger la pista que lleva al pueblo abandonado de Sasa, son de los de echar pie a tierra de vez en cuando. Eso sí, vamos jugando con pino, roble y haya hasta llegar a la base de Peña Oturia, una mole cubierta de prados que atrae la vista durante un buen número de kilómetros.

Ha habido tiempo para hacer una visita a la ermita de Santa Orosia, de la que dice es la patrona de la bici de montaña… o eso decían por estas tierras. El caso es que no hemos debidi rezarle bien porque tras coronar el paso por debajo de Peña Oturia en la primera bajada Jaime ha tenido problema con un llantazo y Alberto ha perdido un tornillo de la cala de una de sus zapatillas. Bueno, un rato al solete y hemos continuado por una bajada larga hasta el río Gallego, que hemos cruzado por un curioso puente de tablones de madera dispuesto en tres tramos.

Comida estupenda en Senegüé y llegada a media tarde a Sabiñánigo. Hemos comprado cámaras nuevas y arreglado el problema de la segunda abrazadera del portabultos. Sin tiempo para repasar más pensamientos sobre la etapa, derechos a cenar, que mañana será otro día.

Artículos relacionados