El 7 de Dani

by Julen

Me pasé buena parte de mi infancia jugando al balón, que diría mi madre. Con el tiempo, aquella pasión por el fútbol ha ido desapareciendo, pero entonces, de niño, era un acérrimo del Athletic de Bilbao. No solo era jugar al balón, también había que hacer la colección de cromos de cada temporada. Y no veáis la ilusión que ponía en ir completando la página de cada equipo.

Un día de Reyes —de niño no llegaba todavía Olentzero— debajo de la cama encontré, maravillado, lo que había pedido: la camiseta del Athletic con el 7 cosido a la espalda, el número de Dani. No era una equipación cualquiera. Allí estaba el pantalón negro y la camiseta rojiblanca. ¡Qué más podía desear! Creo que es el regalo de mi infancia del que guardo mejor recuerdo o, al menos, el que tengo más vívido en mi memoria.

El 7 estaba cosido a la camiseta. Todavía siento el tacto de aquel número. Luego, de tanto usar la camiseta, acabaría por sufrir algún que otro pequeño desperfecto. Cosas de niños. Aquel 7 me tenía que hacer volar. Era el pasaporte a una carrera en el barrio y en la escuela repleta de goles. Porque entonces vivíamos ese poder mágico asociado los fetiches infantiles. No hubo otro como aquella camiseta.

Ya con 12 años me llevaron a ver una final de Copa a Madrid que jugó el Athletic contra el Betis. Allí estaba el 7 de Dani. Falló el penalti. Luego le tocó a Iribar. Y también falló su penalti. Estoy seguro de que aquel día eché algún que otro lagrimón. El fútbol formaba parte de la infancia. Me pasaba horas jugando al balón. Por eso aquel 7 de Dani, salido de debajo de la cama, se quedó a vivir en la memoria.

Artículos relacionados

5 comentarios

amalio rey 26/12/2021 - 12:22

Me gusta leer sobre tus trazas futboleras. Las presentes y las antiguas. Y en esta tenías que irte a Madrid a ver a mi #Betis. Qué gracia (e ilusión) me ha hecho. He confirmado que esa final fue en 1977, y la ganó efectivamente el Betis a los penaltis después de un 2-2. Super curioso porque yo no había investigado mucho más en eso, y ahora me puse a ver el vídeo de los penaltis, que, por cierto, fue un duelo entre porteros vascos: Iribar vs. Esnaola (peazo de portero, un histórico del Betis)
Ahí te dejo un enlace al vídeo de los penaltis, para que recuerdes el momento y te cabrees (¡con cariño!) de nuevo: https://www.youtube.com/watch?v=tU5UOVOieKM&ab_channel=1961peli 🙂 🙂
¡¡disfruta el domingo!!

Responder
Julen 26/12/2021 - 13:17

Supongo que ya sabes que aquí el Athletic es religión. De pequeño fui muy futbolero, como tantos otros niños. Luego se me fue pasando. Esa final fue tremenda porque allí estuvimos mis padres, mi hermana y yo. Y perder en los penaltis, de aquella manera, fue un pequeño drama. Dani falló su penalti. Si lo hubiera metido, habríamos ganado la Copa, pero no fue así. Mejor para tu Betis 😉

Responder
Iñaki Murua 28/12/2021 - 11:34

Yo era de Rojo I 🙂

Responder
Julen 29/12/2021 - 07:51

Finolis.

Responder
El Athletic en el mercado global: no hay plan B – Consultoría artesana en red 21/10/2022 - 07:01

[…] Lo siento así. He nacido aquí, he jugado al balón de pequeño y, por supuesto, unos Reyes me pedí la camiseta de Dani con el 7 a la espalda. Mi pasión por el fútbol, sin embargo, ha ido mermando con el paso de los años. Reconozco que no […]

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.