Arrugas

by Julen

El rostro se hace arruga, se repliega y se esconde. La piel serpentea por los recovecos del alma y va rellenando huecos. Son simas de la historia, lances que quedaron unidos a quien cada cual es. Los ojos parecen apagarse con un gesto de tristeza en la mirada. Es lo que interpretas; no tiene por qué ser lo que sucede. El devenir del tiempo ante ti.

La barba se ve cada vez más blanca. La fotografía dice que ese rostro ha cambiado. Ahora la edad comienza a ser, por fin, una referencia. Las cejas se rebelan, el pelo se oxida mientras se bate en retirada. La frente se despeja mientras las ideas se esconden allá dentro. En el interior las neuronas van recibiendo cristiana sepultura. No se oye nada.

Las arrugas son la seña de identidad. Como anillos en el tronco del árbol, sirven para contar el paso de los años. El aire, los inviernos, la soledad. Su arquitectura es compleja. No hubo maestro de obra; solo un incesante ir y venir de acontecimientos. El tiempo los fue devorando. El rostro se convirtió, ya lo sabíamos, en el refeljo del alma.

Son arrugas, pero encuentran combinaciones únicas. Un rostro se hace impenetrable mientras el otro es un libro abierto. La vida se va resumiendo. La piel se reparte en surcos. Ella cierra los ojos y todavía es capaz de reimaginar el pasado. Y entonces la neurona que iba a exhalar su último aliento se lo piensa dos veces. Una pequeña victoria en una batalla perdida.

Artículos relacionados

2 comentarios

antonio angel perez ballester 22/11/2020 - 19:52

Nunca he comentado tus relatos de domingo. Este me ha tocado pues me ha servido para mirarme (que no verme) yo mismo aunque hace tiempo que vengo haciéndolo. Qué bien escrito está, Julen. Que bien has jugado con las palabras describiendo lo que está ahí, pero llevándonos a otra dimensión, y también interpelando a ti mismo y al lector que desee hacerlo
Escribes muy bien y te animo a que lo hagas más y confío que estos relatos, o crónicas de la vida esperen ser publicadas. Anímate y gracias

Responder
Julen 01/12/2020 - 06:29

Siempre me ha gustado escribir. Hasta tengo por ahí algún premio en un concurso menor de relato corto…
Mi pareje siempre me insiste en que le dedique un tiempo. Quizá algún día 🙂

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.