Desconexión

by Julen

Llegará el momento, no hay forma humana de escapar al destino. Un día nos desconectarán. De la vida. Los límites de nuestra fisiología serán más que evidentes y cuando el sistema diga basta, se acabó. Punto final. El cuerpo se va deteriorando, es ley de vida. Entre tanta ambigüedad e incerteza, la estación final es un punto de encuentro que no admite negacionismo. Llegaremos. Todo esto sabemos que termina ahí.

El caso es que la manera en que llegamos importa, desde luego. Importa mucho. Y allí, en una etapa final, será cuestión de dignidad, de entender nuestra naturaleza y decidir. Si acaso la contradicción, una más, es que entonces no podamos decidir. Por eso prefiero hacerlo antes. Sé que es difícil hacer el ejercicio y sé que no está exento de riesgos, pero creo que la circunstancia requerirá coherencia con lo que creo que soy.

¿Por qué ahora?, ¿por qué ocuparse de la muerte en vida? Porque hay que ponerse a su altura y naturalizar una conversación que, insisto, forma parte de lo que somos. La muerte nos define, como otros muchos elementos de nuestra humanidad. Viajamos con ella desde el primer instante en que nacimos, aunque ocupe muy diferente relevancia en nuestra vida según el momento vital. ¿Quién piensa en la muerte? La pregunta es quién no lo ha hecho. Y solo hay una respuesta a esta última pregunta: nadie.

Frente a una silla de ruedas y frente a una manera en que estar en este mundo. Frente a la realidad. Frente a quien fue y quien ahora es. Es un buen momento para pensar en la forma en que morir. Es un momento para pensar cuándo y cómo. ¿Con qué derechos? No quiero llegar ahí y no poder decidir. Con todos los claroscuros que supone; tengo que decidir. Antes, mucho antes. No hay escapatoria. Para esto no la hay.

Imagen de S. Hermann & F. Richter en Pixabay.

Artículos relacionados

1 comentario

Iñaki Murua 21/06/2020 - 10:56

Leo tu entrada y pienso, Julen. Teniendo en cuenta, además, que nos ha dejado estos días otro miembro de nuestro grupo etario del 64, Carlos Ruiz Zafón.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.