Referencias

by Julen

¿Qué camino tomar? Siempre quiso disponer de la cartografía adecuada, pero no estaba en venta. Se trataba de explorar, de decidir y avanzar. Nadie podía asegurar la orografía del terreno, nadie podía dar indicaciones de nada. Era como buscar balizas entre la niebla. Un juego inquietante porque todo alrededor parecía haber desaparecido. Se había esfumado escondido en ninguna parte. Y así, ¿cómo iba a encontrarlo?

Sin poder recurrir a su vista, tan aguda y dispuesta a descubrir pisadas o cualquier otra pista, hubo que recurrir al oído. Creía escuchar voces, creía distinguir sonidos de naturaleza humana. Probó a gritar, pero el silencio se tragó su intento de inmediato. Sintió cómo sus cuerdas vocales enseguida recularon. Allí no había nadie. Todo era fruto de su imaginación. Su fuerza de voluntad se venía abajo.

Se sentía dentro de una película en la que no había protagonista alguno. La escena era desoladora. Sin presencia humana, el gris de la niebla lo fundía todo. Las siluetas se desvanecían. Por un momento parecían dibujarse formas, pero al instante siguiente aquel monocorde fondo cromático se las tragaba. Sin violencia, en silencio, todo lo que pretendía tomar forma era devuelto a su estado primigenio, a la nada.

Siempre quiso disponer de la cartografía adeucada. Hubiera entendido por qué los caminos dejaban de serlo, por qué las referencias se disolvían ante su mirada. El vacío tendría sentido. Lo sabría porque a su alrededor encontraría las causas. No, no era lo mismo. El sinsentido de la falta de mapas era lo peor. Saberse perdido nunca fue lo mismo que perderse en la inmensidad del vacío.

Imagen de 024-657-834 en Pixabay.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.