Etapas

by Julen

El tiempo nos coloca a cada cual en nuestro lugar. Idas y vueltas a lo largo de un camino que nunca ha querido unir dos puntos en línea recta, por la ruta más corta. Miras hacia atrás y eres capaz de explicarte algunas cosas. Lo haces sobre todo por encontrar razones, aunque en parte sabes que te engañas. Lo haces a conciencia, con la certeza de que el recuerdo bien amasado y cimentado se convierte en realidad. Da igual que en origen fuese solo fantasía.

Quieres ver etapas lógicas ahí en tu vida. Necesitas entender que hay una secuencia lógica, que has progresado. Eres capaz de situar momentos especiales y rodearlos de todo lo que haga falta para darte la razón. Esa obsesión por controlarlo puede parecer un tanto enfermiza, pero tú prefieres la certeza del autoengaño. Nadie a estas alturas te va a hacer cambiar de opinión.

Ahora llevas ya un tiempo en fase valle. Tienes dudas de hasta cuánto lo puedes soportar con dignidad. Toca mirar hacia delante y tomar algunas decisiones. Como tantas veces. No hay nada nuevo en el momento, pero sientes un extraño cosquilleo relativamente desconocido. Sí, toca elegir. Tienes la suerte de nadar en un mar de opciones. Y lo que para otra gente sería una bendición, tú lo ves con cierto miedo. Ansiedad.

El futuro se hará presente y después de convertirá, de nuevo, en recuerdos. Necesitas organizarlo todo para que sigan creciendo tus alforjas emocionales. Echas la vista al frente y ves que el camino serpentea. Hay decisiones que no podrás retrasar mucho más. Y no sabes muy bien por qué, pero esta vez el estado de ánimo no es el mejor. Los nubarrones parecen más oscuros. En algún momento comenzará una nueva etapa. Suerte.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.