Miedo

by Julen

Tan humano. Tan a gusto en su seno. Una defensa natural frente a toda esa algarabía que me quiere sacar fuera de quien soy. Ya sé que no vende. El mundo no está hecho para miedicas. El futuro, el progreso, el cambio. Todo pasa por gente que enfrente con ansia lo que está por llegar. El futuro, el futuro será lo que tú quieras. De ti depende.

Hace tanto frío ahí fuera. No me interesa ni tengo gana alguna de sentirlo. La protección de una membrana me sirve. He creado una tupida malla que consigue aislarme de toda esa borrachera. Gritos, bullicio, muchedumbre. Ahí fuera dicen que habita el éxito. Lleno de héroes, de heroínas, de gente que arriesgó. A mí nunca me dejarían entrar. O quizá era salir.

Y el paso del tiempo lo va empeorando. La zona de confort cada vez se sabe con más y más atractivo. ¿La felicidad? Cada cual arañamos donde podemos para ver si conseguimos algunas migajas. Insistimos. En diversos lugares, de diferentes maneras. Hay quien se lanza al vacío y quien se sienta con un libro en las manos. Y en medio, infinitas alternativas.

Lo que hoy es un reto mañana es simple recuerdo. No hay que buscar más allá. Te sorprendería con mis miedos. Algunos tan pegados a mí que no hay forma de que me abandonen. Otros, en cambio, son menos fieles y se van a las primeras de cambio. Tengo en tanta estima a mi cobardía.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.