La edad

by Julen

FaceUno piensa que la edad es lo que acontece en cada momento. Tienes la edad que tienes. No puedes esquivarla, viaja contigo, pegada a lo que eres. Eso sí, puedes sonreírle o no. Pero ahí está, constante, resiste al desaliento. De hecho parece que no le suponga ningún esfuerzo viajar junto a ti. Por eso siempre pienso que hay que ser amable con ella. No hay forma de evitarla.

La edad, eso sí, es relativa. Una mañana fresca, con el sol detrás, con la tranquilidad de que no hay prisa, es una mañana que suaviza el vínculo. La paz con uno mismo siempre ayuda. Así que, manos a la obra a dejar que las cosas rueden. Renegar de la realidad es pelear contra un imposible. Así que, sí, la edad es la que es. Y lo seguirá siendo.

Viene suave. Avanza uniforme mientras todo parece ir mutando a tan pequeña escala que resulta muchas veces invisible. Pero ahí está, con señales evidentes de que el tiempo transcurre. Y cada momento queda atrapado en otros que lo rodean, conforman una nube que amortigua el avance. Solo con un ejercicio fino de comparación con el pasado caemos en la cuenta. Los recuerdos se enredan y sí, es evidente. Cambiamos.

Por eso quizá este sea el mejor de los momentos que uno puede vivir. Porque habiendo otros, no son tan reales como este que tienes entre manos. Cierto que la imaginación puede venir en ayuda, pero solo funciona para contener momentáneamente la hemorragia. El líquido sigue fluyendo, el tiempo pasa, la edad es la suma de todo eso que discurre frente a nosotros. A veces provocado, a veces casualidad. Es la edad. La que tú y yo tenemos.

Artículos relacionados

1 comentario

Alfonso 24/06/2013 - 22:30

Enhorabuena por el post. Esta vez me animo a felicitarte por escrito y no solo a compartirlo porque leyéndolo he visto reflejadas mis ideas y mi forma de decirlas. Punto por punto. Coma por coma.

Me aplico a mí mismo una máxima muy simple, sin más aspiración que la de recordar lo efímero de todo y la importancia de ser nosotros mismos: La vejez y la decrepitud llegarán sin ninguna duda, pero solo de nosotros depende el modo en como lleguen.

La edad es única, pero el modo de llevarla … también.

Gracias.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.