Empresa, ¿qué va a ser de ti?

by Julen


Esta tarde he tenido una reunión en la que hemos estado hablando un buen rato acerca del problema que puede comenzar a acuciar a algunas empresas: no gustan a la gente. Así que los de recursos humanos tienen que ponerse a venderle la moto a quienes están en un proceso de selección. Atrás quedan aquellos días en los que había donde elegir y, por tanto, si no te gustaba la persona que estaba frente a ti sólo tenías que decir: «Muy bien, ya te llamaremos. El siguiente, por favor». Por supuesto, ni llamar ni leches.

Recuerdo cuando en el año 2001 me pasé una temporada yendo a trabajar a la planta que teníamos en Birmingham. Nuestra empresa aquí iba bien y éramos La Meca de la comarca. La gente a la cola para entrar a trabajar. Todo demasiado fácil y demasiado asimétrico. En cambio allá en Birmingham la gente enseguida se mosqueaba y como había situación de casi pleno empleo, te mandaban al carajo a la mínima bronca. Alucinábamos con aquella situación. Inconcebible aquí. La gente se iba, no la despedías. ¡Hay que ver qué mal andaba el imperio británico!

Ahora algo está pasando. No sé si es característica del postmodernismo o si son valores que simplemente están mudando la piel. Los chavales que salen de la uni ya no son como nosotros. Pues claro, siempre ha sido así. Y los de recursos humanos no entienden que estos chavales pasen de esta forma. Esta juventud viene mal, muy mal. Y así ya tenemos razón. Seguimos teniendo problema, pero tenemos la razón. El problema es de los jóvenes, que vienen atravesados. Lo dijo Blas, punto redondo.

Pues bien, alguien va a tener que mover ficha, porque me temo que la generación que viene por detrás va a alucinar con buena parte de las empresas que tenemos a día de hoy. Territorios cerrados, formas ancestrales de organizar los trabajos, sitios aburridos, bailes de salón y poca vida real. Y ya verás cuando te pongan delante de un ordenador que se parece a aquel que tuvo tu viejo hace unos cuantos años. Vas a alucinar.

Yo si fuera empresa, me empezaría a preocupar. Pintan bastos y no tienes ni uno. Tú siempre jugaste con oros. Jodido lo llevas, compañera.

Artículos relacionados

10 comentarios

Aitor Bediaga 26/02/2008 - 20:07

Creo que depende del tipo de persona y lo que busques. Si lo que buscas es un sueldo (mas o menos digno y que cubra tus necesidades y algo mas) entonces a la primera que te digan que si ahí que te vas. Pero si lo que quieres es algo que te aporte algo, que el proyecto de empresa te ilusione, entonces la cosa cambia.

Responder
no-no 26/02/2008 - 20:28

Ola: Sólo quiero, por favor, decirle a M@k que no lo puedo leer ni escribir. Que calma.., do the right thing!

PTecnology

http://www.google.es/search?hl=es&rlz=1G1GGLQ_ESES259&q=PET+TATAN&meta=cr%3DcountryES

Saludos Ambos

Responder
Lula Towanda 26/02/2008 - 23:07

Antes se tardaba años en alcanzar el estado de «quemado» (algunos nunca lo alcanzaban) ahora los universitarios lo traen de serie. Es el fruto que se recoge tras los EREs y las prejubilaciones de sus padres.

Poca moto les van a vender, saben que son carne de cañón y no están por ser mártires.

Responder
mpiryko 26/02/2008 - 23:58

Lula tiene razón.
No han hecho la mili y eso casi no marca, salen bravos y exigen RESPETO.
Hay que dárselo o te vuelven la espalda y las empresas los necesitan, pues van a marcar impronta en las empresas, no porque puedan, sino por que no les importa pero RRHH terminaran perdiendo el c*l* por ellos.
Ejemplo, un camarero de polígono, vive mucho mejor que otro de un restaurante de lujo, que pringa las noches, fines de semana, fiestas y hasta que termine el cliente. En el polígono, no es así.
¡Salud!

Responder
Javier Vizcaíno 27/02/2008 - 09:00

Julen: Todo esto suena al llanero solitario diciendo a los cien mil villanos «Salid de uno en uno, os tengo rodeados.»

Responder
aitortxu 27/02/2008 - 09:40

y nosotros buscando universitarios, jajaja…creo que andamos tras 3 ingenierías técnicas, 2 lades, y varios puestos administrativos…llevan vacantes meses, pero claro, los planteamientos que nos EXigen los candidatos, son como lo que Julen presenta, y los sueldos ni tan mal, y los proyectos tampoco, mejor que en la mina, pero na….. y eso que nos movemos hacia horizontes bastante, bastante «open».. pero na, de na… siguen vacantes…OJIplático estoy…

Responder
saioa 28/02/2008 - 15:56

Creo que generalizar no es de sabios. Parece que el hecho de que las nuevas generaciones busquen un lugar digno para trabajar fuese un pecado. Cuando yo creo que el problema es que los demás hemos tardado mucho en exigirlo. No creo que hacer la mili marque la diferencia, al fin y al cabo yo, y otras tantas personas, no la hemos hecho, pero hemos tenido siempre un sentido de al responsabilidad muy extendido.

Responder
GUILLERMO DIAZ 28/02/2008 - 17:14

El gran problema es que las empresas con eso de tener como único objetivo «generar valor para el accionista» a través de ERES, bajas incentivadas, etc. dejaron por el camino a magníficos profesionales. Y, claro, ahora los hijos de esos profesionales han aprendido muy bien la lección y ya no se casan con nadie.
Antes, los profesionales nos casábamos con las empresas, pero ahora… el lema es «no te cases con la empresa que ella no se va a casar contigo».

Responder
Julen 29/02/2008 - 15:57

aitor, pues la cosa cambia 😉
no-no, recibido por aquí, sólo hace falta que lo escuche la otra parte…
lula, quizá el estado de «quemado» es el producto de un extraño bienestar que genera el supuesto primer mundo.
mpiryko, pues fíjate que yo tampoco hice la mili… menos mal.
javier, tiempo al tiempo, quizá tú y yo veamos cosas que nunca pensamos. Yo cuando estuve en Birmingham aluciné un poco y no veo por qué no puede pasar aquí.
aitortxu, me temo que vas a tener que cambiar de gafas porque vamos a tener que mirar desde otra perspectiva. Con la actual sólo nos sirve para alucinar.
saioa, yo creo que hay mirar a la sociedad y analizar qué pasa ahí enfrente. Desde luego que es complicado, pero tenemos que entender que algo es diferente, no sé si son la mayoría, pero ahí está pasando algo a lo que no estábamos acostumbrados.
guillermo, y ahí, en esas circunstancias, hay que acostumbrarse a los divorcios, no como fracasos, sino como cambios naturales.

Responder
Uxio 02/03/2008 - 17:54

Sí creo que está pasando algo gordo y que las empresas en general, y los de RRHH en particular, están despistados.
Los modelos organizativos y los entornos de trabajo siguen siendo de economía industrial. En cambio, la sociedad, y muy especialmente los jovenes, demandan más flexibilidad.
Hay que ponerse las pilas…

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.