Actualización.- El que escribe es un burro. ¿Cómo saberlo? Porque confunde caballos con yeguas. Se ve que hasta aquí llegan los problemas de igualdad de género. Muxfin me ha hecho caer en ello. Tras las correspondientes flexiones de castigo, me he dado un azucarillo y después de un acalorado debate interno, he llegado a hacer las paces conmigo mismo. Gracias de nuevo, MUltipleXor Flexible de Interfaces Normalizadas.

Ayer por la tarde me di un azucarillo de motivación y subí en bici hasta la cueva de San Adrián, allá por donde pasa el Camino de Santiago. La explosión de color del otoño es espectacular. Por más que suceda año tras año, no deja de maravillarme. Los hayedos se visten de gala y deslumbran a quien se acerca. Allá arriba, cerca de la niebla, una lástima que tenga que compartir el silencio de mi bici con los disparos de los cazadores. No me gustan nada, aunque menos mal que los que se mueven por estas alturas están al paso de la paloma y apuntan alto. Peor es lo del jabalí, que todavía no vuela. Porque estos disparos no miran al cielo.

Nunca había subido hasta la cueva de San Adrián. Arriba me ha envuelto la niebla y todo parecía más irreal. Tendré que volver algún otro día más claro. Por el camino he entablado la típica conversación animal. Esta vez el agraciado ha sido un caballo. Tras un breve instante en que me ha hecho caso, luego ha seguido a lo suyo, dale que te pego a la hierba. Le he preguntado qué tal por allá arriba, pero se ve que estaba taciturno y ha pasado de mí. Quizá tenía mal día.

Estas salidas en bici en las tardes mustias de otoño me llenan el depósito de placidez. Voy dando pedales y no paro de pensar la suerte que tengo por poder disfrutar de ellas. Coger la bici a mediodía, algo que en mi vida profesional anterior era imposible. ¡Qué estupidez de horarios encorsetados! Lástima que esté montado así de estúpido el mundo laboral en un 95% de los casos. Aunque sólo sea por estos pequeños placeres, bien merece la pena abandonar el carro de la rigidez de calendario.

Pero, en fin, que cada cual disfrute a su manera. Yo lo hago hablando con vacas y caballos mientras ando perdido con mi bici por un monte desbordante de colores otoñales. Así de simple soy.

Technorati tags |

Artículos relacionados

11 comentarios

Jasp 07/11/2007 - 09:16

Preciosas las fotos Julen, y bonita afición 😉

Responder
Yoriento 07/11/2007 - 10:02

Últimamente noto en tus escritos cierta placidez, equilibrio, tranquilidad… Llámalo X. Sigue transmitiendo eso, que nunca sobra, al menos a mí…

Responder
David 07/11/2007 - 11:24

Comparto contigo lo de los cazadores, mas de una vez entre semana nos hemos tenido que dar la vuelta ya que aquello parecía Iraq (perdón por la comparación), algún partido político se planteará alguna vez prohibir la caza en lo poco verde que nos queda, eso sin hablar de como lo dejan todo.

La pena es que no decidiste subir un poquito al Aizkorri.

Ya podías subir unas Foticos a Nirudia y ampliar el Tag Aizkorri

Responder
Jorge S. King 07/11/2007 - 12:36

Excelente post Julen, muy buenas las fotos. Te cuento que no andas sólo por ahí hablando con vacas y caballos, me parece que somos muchos más de los que nos imaginamos, los que andamos en la misma. Yo también tengo mis charlas con vacas y caballos, aunque últimamente me conversan mucho perros y pájaros.
Saludos Santiagueños.

Responder
Alorza 07/11/2007 - 14:34

¡Esa es mi ruta de bici favorita! Cuando vivía en Alsasua, la hice varias veces y siempre, siempre, me pareció maravillosa. ¡La Parzonería General de Gipuzkoa y Álava!

Responder
Muxfin 07/11/2007 - 18:30

Pues a mí sí que me ha contestado:
-¿Qué tal señora yegua?¿Cómo lleva el embarazo?
– Bastante bién, preparádome para aguantar este invierno.
– ¿Para cuando espera el retoño?
– Depende del frio que haga pero calculo que a mediados de Marzo.
– La veo algo enojada.
– Si, es que ha pasado Julen y no se ha dado cuenta que soy una yegua.
– No se lo tome en cuenta, es que es muy tímido y no se ha acercado más para no molestar.

Responder
aitortxu 07/11/2007 - 19:46

mola ¿verdad? tenemos la misma pasion , cunado quieras te paso alguna ruta, de esas que no aparecen ni en los libros, ni en la guías, ni en los club, ni los frikis. Porque hay que hacerlas a base del idena, google maps, google earth, virtual y alguna cosilla francesa, y luego muchas horas equivocándose de pistas.. y caminejos, barrancos a pata y PALIZAS… eso si vuelves a casa fino… y hasta las patatas fritas te hablan…. 😉

Responder
Josu 07/11/2007 - 22:47

Que envidia Julen!!

Responder
Iñaki Ortiz 07/11/2007 - 23:19

¡Que envidia! Otros nos tenemos que conformar con los fines de semana, que tampoco está mal ;-).

Responder
Julen 08/11/2007 - 06:05

jasp, es fácil en otoño hacer fotos chulas, aunque seas un torpe como yo.
yoriento, me has pillado 😉
david, ya están añadidas tres fotos más a nirudia con el tag que indicas.
Jorge, algún día tenemos que montar una conferencia algo diferente con público animal jeje
Alorza, eso es que somos mayores. Tantos sitios por los que hemos pasado… y ¡tan gratos recuerdos!
muxfin, gracias por el detalle, lo cambio de inmediato. Va a ser que quien escribe es… ¡un burro! jajajaja.
aitortxu, me temo que cada vez hay que salir más lejos para perderse. El monte está muy muy urbanizado por aquí.
josu, sólo hay que ponerlo en la agenda.
Iñaki, pues tampoco están mal los fines de semana, nada mal.

Responder
txipi 08/11/2007 - 10:30

Enhorabuena por haber sabido encontrar el equilibrio entre querer y deber.

También te he notado muy zen, cosa que es de elogiar (y envidiar ;-D).

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.