Los monos podrían bloguear

by Julen


Joshua Porter hace referencia en 4 behaviors of sociality a un artículo del New York Times, Scientist Finds the Beginnings of Morality in Primate Behavior, para reflexionar sobre nuestro comportamiento social. El caso es que investigan a los chimpancés para descubrir su sociabilidad. Y la conclusión es que son cuatro las conductas sociales:

  • Reciprocidad. Devolver lo que te dan. En los chimpancés parece que una de estos comportamientos es la acción de despulgarse mutuamente.
  • Orden social. Reglas para mantener ciertos modelos de relación.
  • Hacer la paz. Reducir las conductas agresivas (el artículo comenta como las chimpancés hembras desarrollan comportamientos que tratan de quitar piedras de las manos de los chimpancés machos cuando se ponen belicosos).
  • Empatía, como que el chimpancé que ya está subido a un árbol ayuda (tiende su mano) a quien está abajo para que suba también.


Así que esto hacen los chimpancés. Y los investigadores buscan aquí lo esencial de nuestro comportamiento social. Al igual que Joshua Porter, yo también me pregunto: ¿qué podemos aprender de los monos aquí en las blogosferas? Y me permito esta reflexión:

  • Reciprocidad: ¿no estamos en el terreno del hipervínculo? Es una forma de reciprocidad generada por el propio sistema en el que nos movemos: te cito, me citas, te ayudo, me ayudas… Forma parte de la netiqueta más básica.
  • Orden social: no sé muy bien si son nuestros blogrolls, si son los rankings, si son los mecanismos de reputación social online, pero emerge un orden, un cierto orden en todo esto, no tanto desde arriba, sino que se reconstruye con cada nueva entrada. Lo creamos desde nuestros teclados.
  • Hacer la paz: no me cabe duda de que la palabra es nuestra pacífica artillería y mientras utilicemos el lenguaje para tratar de resolver nuestras divergencias, mientras eso ocurra, seguimos ganando la batalla (incruenta).
  • Empatía: ¿quién no comprende el lugar en el que está esa otra persona que comienza un blog, que se une a un proyecto común? En nuestro caso tenemos ya una comunidad de primates humanos, Aprendices, en la que tratamos de ayudar a quien quiera recbir nuestra humilde ayuda.

Según parece, de acuerdo con Frans de Waal (aquí una buena reseña sobre primates y filósofos y algunas ideas más sobre formas elementales de socialidad), los humanos hemos sofisticado esos comportamientos.

Dr. de Waal sees human morality as having grown out of primate sociality, but with two extra levels of sophistication. People enforce their society’s moral codes much more rigorously with rewards, punishments and reputation building. They also apply a degree of judgment and reason, for which there are no parallels in animals.

En cualquier caso no está mal que volvamos a pensar que en esos comportamientos de los monos puede reflejarse lo esencial de nuestra filosofía como bloggers, ¿no? Un saludo, hermanas y hermanos primates.

Technorati tags |

Artículos relacionados

4 comentarios

Virginia 04/04/2007 - 07:50

Me siento muy ayudada por los demás en estos terrenos y brindo mi ayuda cuando puedo. Cuando topas con un analfabeto cibernético te echas a temblar, no soy conocida precisamente por mi paciencia. Me cuesta mucho bajar el nivel y explicar como para tontos, siempre doy por supuestas muchas cosas.

Responder
eduardo 04/04/2007 - 17:31

Interesante, pero ¿dónde queda el factor de competencia?

Si la moralidad ha evolucionado a través del conflicto entre grupos, es lógico pensar que una parte fundamental de la socialidad es la competencia. La empatía, por otra parte, puede utilizarse también para conocer la mentalidad y adelantarse a los programas de la competencia.

Te he enlazado a mi «orden social» particular.

Responder
Alorza 09/04/2007 - 22:32

Mira, precisamente estoy con «El tercer chimpancé», del siempre recomendable Jared Diamond. Ya te contaré.

Por cierto, creo que una vez leí a de Waal la descripción de un enfrentamiento por el poder entre tres chimpancés de un zoo, y la cosa era para ponerse bastante pesimista. Acabó con la castración y muerte del líder a manos del mono más bruto, a instancias del más avieso. Como la vida misma, vamos.

Responder
Lula Towanda 10/04/2007 - 23:17

Justo hoy he comido con mi asesor político (hacemos trueque de asesoría política por técnica) y le he pedido que me volviera a contar una historia que me contó hace tiempo sobre el comportamiento de los monos y la distribución de los despachos en una empresa. Es toda una joya de análisis. Le he pedido permiso para escribirla.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.