He leído estos días el famoso librito de Victor Frankl sobre su experiencia en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial. En la edición que tengo aparece un pequeño texto sobre la logoterapia al finalizar al libro. Son 40 páginas en las que Frankl presenta lo básico de su teoría terapéutica.

Al margen de lo complejo del asunto, toda la terapia, frente a enfoques psicoanalistas clásicos, se centra en la forma en que dar sentido a la vida. Algo muy lógico si has pasado por una experiencia como la de un campo de concentración, me temo.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un ciudadano vienés, influenciado por todo el trabajo del psicoanálisis que en su entorno cercano se llevaba a cabo. Ya sabéis que Sigmund Freud también era del lugar.

En este texto final he encontrado una curiosa definición «activista» de la existencia humana frente a otra más pesimista (o determinista), que achaca al psicoanálisis. Este enfoque activista vendría a representar la forma en que la logoterapia afronta la resolución de los problemas de conducta en los humanos. Y he aquí que me encuentro, medio siglo antes de lo previsto, con una especie de blogger anticipado. Directamente de la página 142 (en la edición de 2004 de Herder en castellano):

La logoterapia, consciente de la esencial transitoriedad de la existencia humana, no es pesimista sino activista. Podríamos explicarlo de la siguiente forma: el pesimista se parece a un hombre que día a día arranca la correspondiente hoja del almanaque y observa con miedo y tristeza, cómo se reduce según transcurre el tiempo. La persona activa igualmente arranca las hojas día a día, pero toma notas al dorso. De esa manera recoge y refleja, con orgullo y goce, el arsenal de valores atesorados en esas notas, unas notas escritas a lo largo de una vida vivida intensamente. ¿Qué le importa comprobar que va envejeciendo? ¿Tiene alguna razón para envidiar a los jóvenes, o para sentir nostalgia por la lozanía perdida?

Así pues, en parte, parece que esto de bloguear pudiera ser la versión moderna de la logoterapia, ¿no? 😉

Artículos relacionados

8 comentarios

Telémaco 26/02/2007 - 12:03

Pues en mi caso tengo claro que blogear es una terapia. Además de momento no tengo nostalgia por la lozanía perdida.. de hecho ayer me decía mi madre que las canas que me empiezan a salir me hacen sexy.

Mi hija no estaba muy de acuerdo, pero es que los jóvenes de hoy en día no tienen ni idea de lo que es ser sexy 😉

Responder
Jaaziel 26/02/2007 - 12:43

Viktor Frankl hubiera sido un gran blogger 😉
Por cierto, llamarle «librito» a «El hombre en busca de sentido» es un sacrilegio 🙂
Saludos

Responder
Nacho Gallego 26/02/2007 - 14:53

Que sorpresa. Me encanta Viktor Frankl, por lo menos lo que he leído de él, incluyendo una biografía suya. Lo encantaba el montañismo, y lo usaba como terapia personal.

Vivir al día de forma creativa, gozando del instante, escribiendo en un blog o en una conversación compartida … parecen formas de vivir con sentido.

Me llegan tus palabras Julen, como me llega la figura de los grandes hombres libres, más allá de las ataduras externas que no consiguen atraparlos.

¿Que tal las puestas de sol intemporales en la nuestra amada isla?

Responder
Julen 26/02/2007 - 17:31

telémaco, algún día tenemos que explotar esta idea de blog como terapia. Creo que es muy habitual. Yo creo que, en cierta forma, también me incluyo.
jaaziel, creo que la expresión que utilicé no fue la adecuada. Lo de «librito» era porque no son más que 100 páginas. Claro que lo que en ellas se cuenta no creo que permita calificarlo como de «librito».
nacho, yo sólo he leído este libro, nada más. Quizá me anime con algún otro. Lo de La Palma, es la tercera vez que vamos para allá. Ya te contaré algún día con más detalle…

Responder
Pere 28/03/2007 - 16:20

Ma ha encantado tu nota sobre Victor Frankl, creo que es uno de los libros que más me ha impactado.
Curiosamente a mi blog lo titulé «notas al dorso», aunque no he tenido tiempo de transcribir la mayor parte de estas notas, cosa que ne ha hecho reflexionar un poco.
Gracias.

Responder
trinidad 01/05/2007 - 04:42

estoy conociendo de esta palabra, me parece interesante, de hecho voy a tomar una terapia de 5 sesiones de logoterapia, al final de esta sabre quien tiene la razon

saludos

Responder
Anonymous 22/05/2008 - 18:56

en q año se fundo la logoterapia???

Responder
Julen 23/05/2008 - 06:58

pere, gracias a ti.
trinidad, espero que te vaya bien.
anónimo, es relativamente fácil poner la fecha teniendo en cuenta que la experiencia de Frankl engancha con la Segunda Guerra Mundial. Sitúala en torno a los años 50 del siglo pasado.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.