Departamento de participación: poder a la ciudadanía

by Julen


En el número de octubre de la revista de Aministía Internacional (accesible vía suscripción aquí) hay una entrevista a Juan López de Uralde (hace poco aquí en Getxo) y a Estebán Beltrán. Son los directores respectivos de Greenpeace España y Aministía Internacional España. Ahí encuentro algunas reflexiones sobre la implicación de las personas que merece la pena comentar.

GP dice que necesita que sus socios sean una parte más activa de la organización y que… han creado un ¡departamento de participación! Y añade su director que «las nuevas tecnologías tienen un papel básico». Evidente, ¿verdad? Me resulta tentador, lo reconozco, montar en unaempresa un «departamento de participación». Así podríamos asistir a una típica conversación de cafetera: «¿Tú de qué trabajas? Yo, de participador. Me dedico a hacer participar».

¿Llegaremos a esto?, ¿tiene sentido en la empresa un departamento de participación? GP ya lo ha hecho. Y supongo que muchas empresas ya quisieran tener con ellas gente tan comprometida como la que se mueve en el marco del voluntariado, ¿no?. Pues, con todo, GP monta un departamento de participación.

Por su parte AI, por boca de su director, afirma que «queremos que AI sea un movimiento de masas, que la gente se movilice, porque eso es lo que cambia las cosas. La gente actúa más por personas concretas que por ideas, por eso para nosotros es importante que en el caso de Guantánamo la gente pueda escribir a los presos además de pedir el cierre de la cárcel».

¿Es una contradicción? Movimiento de masas y personas más que ideas. Otra vez podríamos recurrir al «individualismo en red» de Manuel Castells. El movimiento de masas, ¿wisdom of crowds? Compleja la respuesta. Lo individual y lo colectivo caminando paralelos pero mirando al mismo fin: cerremos Guantánamo.

GP dice que tiene en común con AI el hecho de que «estamos dando poder a los individuos, pedimos a los activistas que pidan a los gobiernos que actúen». Mientras, AI luce con orgullo su lema «la voz de los sin voz». La participación de la ciudadanía (tod@s nosotr@s) es la condición para el éxito en los objetivos de estas ONG. La participación de quienes trabajan en la empresa es la condición para el éxito en la consecuención de sus objetivos. El camino es el mismo, pero el punto de partida radicalmente diferente.

Por cierto, reflexiones de mucho más calado sobre la participación puedes encontrar en este post de Iñaki Ortiz en Administraciones en red: e-Participación. Yo sigo revolteando en torno a la idea de hacer una sentada transversal en torno a la participación. A Juan Freire le he leído con frenesí hablando Algunas ideas sobre el problema de la participació activa de los estudiantes. Participación en ONGs, empresas, universidad, administración. ¿Podemos conformar una línea de trabajo común? Aquí, en este blog, también tienes algunas otras reflexiones sobre la participación.

Ah…, por cierto, participa para cerrar Guantánamo.

Artículos relacionados

3 comentarios

Alorza 30/10/2006 - 11:14

Aquí no hemos llegado a tanto, pero hemos redactado un «plan de participación» para acompañar a un gran proyecto.

Responder
Pablo Jular 30/10/2006 - 11:49

No creo que las empresas hayan de tener un «departamento de participación». Pienso que quién lo debe de cubrir son los propios líderes (jefes) de equipo. Son responsables de la participación de su equipo en el plan de empresa (participación en la creación, implementación y seguimiento).

En GP no se si tienen departamento de socios (en MSF sé que lo tienen), pero seguro que el nuevo departamento no se dedica a movilizar a los trabajadores (en el buen sentido), sino que son los propios responsables de los equipos.

Al menos es la idea que yo defiendo en mi empresa.

Responder
Julen 30/10/2006 - 20:08

alorza, ya me gustaría leer algo de ese plan.
pablo, la cuestión es como lo de la calidad, la prevención o la mejora continua: tod@s tenemos que hacerla, pero hasta que eso sea realidad quizá tengamos que tirar de medios más tradicionales. Sea de una forma u otra, hay que «movilizar» conciencias.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.