Chorromorropicotalloqué tecnológico

by Julen

Interesante post en Smart Mobs sobre el «leapfrog effect«, un particular salto de la rana (de pequeño jugaba a una versión más bestia de esto: el chorromorropicotalloqué o el burro), en el plano tecnológico. Se refiere el artículo a lo que parece que está ocurriendo en ciertos países europeos que se incorporan tardíamente a las TICs. Hablan de que sus ciudadanos se están saltando pasos intermedios que otros países han tenido que recorrer para llegar a determinados usos de la tecnología. Mi reflexión tiene que ver con esto mismo, pero aplicado a nuestras empresas.

¿Puede una empresa tecnológicamente atrasada saltarse varios peldaños de golpe y acceder a los planteamientos de la web 2.0? Me parece una cuestión curiosa porque siempre he defendido que hacía falta primero «hacer músculo» dentro de las empresas con las TICs para poder avanzar con unas mínimas garantías. Es decir, no veía una Intranet sana si no había una progresiva migración cultural de las personas que deben utilizarla. O sea, para llegar a B necesito pasar antes por A. ¿Y si no fuera así?

Me planteo ahora el caso de una empresa que entra de lleno en lo último de la tecnología y que es capaz de arrastrar a quienes dentro de ella son menos filotecnólogos. A fin de cuentas, ¿cómo hago para que mi torpegerente se ponga las pilas con esto de las nuevas tecnologías de información y comunicación? Posibilidad A: erre que erre, y venga, y explicación va y explicación viene, y con cuidado, en pequeñas dosis diarias. Posibilidad B: se engancha emocionalmente a algo que satisface de veras una necesidad de comunicación y esto arrasa con su tradicional reticencia.

En el fondo lo que me pasa es que veo nuevas posibilidades de migrar culturalmente a la empresa 2.0. Unas provienen de un concienzudo trabajo de acoso y derribo, metódico y que puede funcionar en algunas empresas. Otras podrían provenir de una chispa que hiperconecte a la persona con la tecnología. Sería algo así como un «flechazo» emocional. Bueno, vale, sin pasarse; no hasta el punto de mandarle flores al fabricante cibergadget en cuestión… pero si por un vínculo más emocional que racional. Además, podría ayudar una web 2.0 más orientada hacia lo social y más opaca a la tecnología que está por detrás.

Quizá las empresas rezagadas tengan nuevas posibilidades al poder hacer un «chorromorropicotalloqué tecnológico».

Technorati tags |

Artículos relacionados

2 comentarios

Alorza 23/01/2006 - 20:52

Bueno, tú mismo has dicho en un post anterior que cuando, partes de una buena cultura de colaboración, la falta de destreza tecnológica puede ser una ventaja, ya que uno se ahorra la necesidad de desaprender.

Responder
Julen 27/01/2006 - 06:58

Pero lo que me cuestiono es si no hace falta aprender cosas intermedias para llegar a un destino un tanto lejano. ¿O será que no está tan lejano y nos lo han vendido así?

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.