Ruptura de limitaciones y mi tía Begoña

by Julen

Gracias a la discusión en clase con un grupo de alumnas de un curso de comunicación interna, caigo cada vez más en la cuenta del riesgo de castigar a todos por el pecado de algunos. ¿Que no se consume la información como quisiera y por quiénes quisiéramos dentro de nuestra empresa? Pues lo solucionamos quitando la información.
Y es una respuesta lógica. ¿Generamos polución informativa? Pues una forma de combatirla es reducir la cantidad. Claro que le damos en la línea de flotación a Nonaka. Adiós a la redundancia como factor que impulsa el conocimiento. Desde luego que si no llegas a saltar dos metros, una solución es poner el listón a treinta centímetros. Lo saltas, y ya está. Te quedas en los treinta centímetros; limitados que somos los humanos, qué le vamos a hacer.
Así pues, si el humano es limitado, reduzcamos el cauce de información para acomodarlo a sus limitaciones. ¿Pigmalion? No sé, prefiero manejarme con el famoso caso de mi tía Begoña.
Tiene sus años, en torno a los 70 creo, pero la importancia de la comunicación con su hijo, el que vive en Australia rompe sus limitaciones de aprender tecnología (en este caso el correo electrónico). Ha aprendido a usarlo simplemente porque su hijo es más importante que la barrera tecnológica. En este caso el fin justifica los medios. Por eso mi tía Begoña cuando va de vacaciones busca cibercafés. Lógico. Es su medio para comunicarse con alguien tan importante como su hijo. Eso sí, creo que lo pregunta a los municipales y estos, si no tienen hijos en Australia, creen que la señora desvaría. Pero ese es otro problema de la administración, creo.

Artículos relacionados

2 comentarios

Telémaco 09/11/2005 - 10:12

Una prueba más de lo que Senge llamaba arquetipo de erosión de metas.

El ejemplo de tu tía Begoña es genial y todos deberiamos aprender de ella.

Responder
Iñaki Pérez 10/11/2005 - 17:31

A mi lo que me preocupa es la cantidad de gente que ha renunciado a ser como tu tía Begoña… muchas veces con la mitad de años de vida, …

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.